Entretenimiento

Cómo influyen nuestros sentidos en la manera en la que consumimos

oreja sentidos

El marketing sensorial es una técnica comúnmente adoptada por las marcas. No obstante, según el sentido al que se apele tendrá un efecto u otro sobre el consumo.

Las empresas adoptan habitualmente técnicas para apelar a los sentidos e influir así en el comportamiento del consumidor. Esto no es ninguna novedad, sino más bien una estrategia conocida y arraigada en el marketing.

Sin embargo, un estudio de la Universidad Brigham Young y la Universidad de Washington ha revelado que apelar a un sentido u otro puede cambiar enormemente la manera en la que consumimos.

Por ejemplo, apelar a la vista o al oído provocan que el consumidor aplace su compra, mientas que el gusto y el tacto influyen al cliente para que haga una adquisición más inmediata.

El estudio, llevado a cabo en 4 laboratorios y sobre más de 1.100 personas, se publicó en el Journal of Consumer Research. Uno de los experimentos consistía en que los participantes leyeran un anuncio para un festival de verano que tenía lugar el próximo fin de semana; en uno de los panfletos es enfatizaba el gusto, con frases como “Probarás increíbles sabores“; en otra copia se centraban en el sonido, manteniendo que “Escucharás increíbles sonidos“.

Resulta que el grupo que leyó el anuncio que apelaba al gusto mostró más interés en acudir al festival ese mismo fin de semana, mientras que el resto tendían a decidir ir al año siguiente

Así, los investigadores también analizaron 31.889 opiniones publicadas en Yelp; cuando los comentarios trataban sobre un sentido más “distante”, como la vista, resultaba más efectivo hablar en pasado; en cambio, si aludían a un sentido más “cercano”, como el tacto, resultaba más eficaz emplear el presente.

10 herramientas de marketing gratuitas para pymes y startups

No sólo influye en la inmediatez de compra. Dependiendo de la ubicación del consumidor también es más conveniente apelar a un sentido u a otro. Por ejemplo, apelar a la vista o al sonido ayuda para vender productos o servicios que se ofrecerán en un futuro, o en aquellos casos cuando el consumidor en sí se encuentra lejos.

Además, también juega un papel relevante a la hora de influir en la compra de regalos. Si el producto adquirido es para un ser querido cercano, los consumidores serán más propensos a comprar productos cuando se apele a su gusto o tacto.

Es decir, si una marca quiere hacer marketing sensorial de manera más eficaz tendrán que tener en cuenta siempre la distancia: tanto el tiempo, como la ubicación del consumidor, el momento en el que se ofrecerá el servicio o la relación entre el cliente y el destinatario final.

Vía | Fast Company

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Estudiante de Periodismo y Derecho en la Universidad Rey Juan Carlos, realizando una beca en Axel Springer conectada siempre con la actualidad e innovación!