Ciber Cultura

Cómo hacer que un producto de Marketing opte a la presidencia de EEUU

donald trump hillary clinton
Escrito por Ana Muñoz

Muchos de nosotros nos preguntamos qué ha podido pasar para que Donald Trump se encuentre, en estos momentos, a seis puntos porcentuales de Hillary Clinton. Por eso, hoy te explicamos cómo es posible que un producto de Marketing opte a la presidencia de EEUU.

Lo que comenzó siendo otro espectáculo del polémico empresario ha terminado convirtiéndose en una carrera real a la Casa Blanca, y en una propuesta política con vías de liderazgo.

¿En qué momento ha ocurrido todo esto? Parece que una serie de acontecimientos sociales mezclados con una gran campaña de Marketing político han hecho que Trump gane, cada vez, más simpatizantes.

Para llevar a cabo esta estrategia, el candidato republicano se posicionó como un elemento diferenciador fácilmente distinguible por el público. Es decir, una marca que se separa de todas las demás con unos mensajes claros y concisos.

Desde el primer día, Trump se posicionó con speeches racistas y xenófobos, que consiguieron llamar la atención de los medios y generar debate entre los ciudadanos. Y es que ya sabéis lo que dicen: “Lo importante es que hablen de ti, aunque sea mal”.

De hecho, los medios de comunicación han sido los primeros responsables en la construcción de la marca Donald Trump. ¿Cómo? Dando cobertura a sus polémicos discursos y rebatiéndolos, dando la impresión de que el candidato contaba con argumentos legítimos.

En el otro lado del ring nos encontramos a Hillary Clinton que, aunque encabeza las encuestas sobre quién se quedará con la Casa Blanca los próximos cuatro años, ha tenido un desarrollo de campaña mucho más invisible. Ella ha apostado por una posición más discreta y ambigua, evitando la polémica y sin enfocarse en un tema concreto.

De hecho, su eslogan “Juntos Más Fuertes” es un concepto débil y soso, incapaz de reclutar las fuerzas necesarias para hacer frente al de Trump. “Make America Great Again”, aunque nos duela, consigue movilizar a la audiencia, tanto a los que están de acuerdo con su programa político e ideales, como a los que no.

Cómo sería Internet si Donald Trump fuera presidente

Así, Donald Trump se ha mantenido con la misma posición desde que comenzó su campaña. Gracias a ello, ha conseguido una marca fuerte y distinguible de su rival político. Por su parte, Clinton ha deambulado en tierra de nadie tratando de recuperar algunas ideas de Barack Obama, pero con escaso éxito.

En definitiva, algunas marcas deberían tomar ejemplo de la campaña de Marketing de Trump, ya que la controversia y la atención mediática es, en definitiva, lo que marca la diferencia en el mercado. Y es que a veces no ganan los mejores productos, sino los mejores planes de comunicación.

Vía | MD

Sobre el autor de este artículo

Ana Muñoz

Licenciada en Periodismo. Tecnoadicta, apasionada por los wearables y las pelis de superhéroes.