Ciber Cultura

¿Cómo es una siesta perfecta según la ciencia?

Te contamos todas las claves científicas para dormir la siesta perfecta

Seguramente te habrás preguntado en muchas ocasiones qué pasos deberías seguir para dormir siestas con una duración adecuada y que no mermen tu rendimiento a lo largo de la tarde. La ciencia te explica las principales recomendaciones que debes seguir.

En la red Quora multitud de personas comparten conocimiento y responden cuestiones muy diversas. En relación a los pasos a seguir para lograr una siesta ideal, estas son las recomendaciones de Linda Baumgartner. Aprovecha este clásico rato de descanso para mejorar tu productividad y estar más activo durante el resto del día.

4 consejos para dormir una siesta perfecta

  1. Relaja tu mente, libérala de preocupaciones y céntrate en el descanso cuando vayas a dormir la siesta. Ten en cuenta que este pequeño descanso te ayudará a ser más productivo el resto del día y a sentirte en un mayor estado de alerta al despertar.
  2. Duerme la siesta justo al acabar de comer. Si lo haces por la tarde te despertarás de ella con mayor somnolencia. Esto sucede porque, con el avance del día y la proximidad con la noche, aumentan las probabilidades de caer en un sueño profundo, punto a evitar cuando queremos echar una siesta breve. Por este motivo, diversos expertos señalan que el mejor momento para echarse una siesta, basado en nuestros ritmos de sueño, está entre las 2 y las 4 de la tarde.
  3. La siesta debe tener una duración que oscile entre los 15 y los 25 minutos. Incluso según apuntan los estudios científicos más recientes, la siesta perfecta dura 26 minutos. Con ella, lograrás beneficios como la reducción del estrés o la mejora de la memoria. Si superas la media hora o los cuarenta minutos caerás en sueño profundo y al despertar, te sentirás aturdido y somnoliento.
  4. Es recomendable ingerir alimentos que promuevan un sueño reparador. Esto significa evitar los alimentos que son altos en ácido, azúcar y grasa. También deben evitar grandes cantidades de cafeína o alcohol. En cambio, para un descanso reparador es aconsejable comer alimentos con nutrientes que favorezcan el sueño como los platanos, la harina de avena o una taza caliente de leche.

Este sábado toca cambio de hora, ¿sabes por qué se hace?

Así pues, esta típica costumbre española no deja de recibir alabanzas de la comunidad científica en los últimos tiempos. Según recoge la BBC, varios trabajos evidencian que la siesta puede producir múltiples beneficios cognitivos en el usuario, como un mayor estado de alerta, una mejora de las habilidades motoras, y una mejor percepción y consolidación de la memoria.

Vía | Forbes

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.

  • Excelentes consejos!!! Sumo a esta nota el último descubrimiento de la ciencia: café y siesta. Juntos tienen un efecto sorprendente en el foco , la atención y la velocidad de reacción en la segunda mitad del día!! Resulta que el café tarde 20 a 25 minutos en producir sus efectos en nuestro cerebro. El mismo tiempo que lleva una Power Nap. Al despertar sumás los efectos de ambos. Café primero, Siesta después.
    Saludos Daniel de Selfishness.