Ciber Cultura

Colonizar Marte como tabla de salvación para la humanidad

Elon_Musk
Escrito por Rafael Claudín

El creador de PayPal y SpaceX considera crucial para la supervivencia de la Humanidad enviar un millón de personas a poblar el planeta rojo.

Elon Musk pertenece a ese puñado de millonarios por encima del bien y del mal, con la suficiente agudeza para concebir ideas que parecen alocadas para el resto de los mortales, con el suficiente atrevimiento como para ponerlas en práctica y con la suficiente capacidad para llevarlas a buen puerto. Y con tanto éxito que se las quitan de las manos.

Musk es conocido por haber creado PayPal, y venderlo por una millonada apenas tres años después, pero también por ser el alma mater de empresas tan revolucionarias como Tesla Motors, el primer fabricante que logró crear un coche eléctrico viable para la producción en masa, y SpaceX, una de las dos encargadas de llevar al hombre al espacio a través de empresas privadas.

Con estos antecedentes en mente, merece la pena leerse el excelente artículo de la revista Aeon, que ha tenido la ocasión de entrevistar al físico emprendedor en sus oficinas de SpaceX. De entre todos los brillantes comentarios de Musk, destacan sus declaraciones acerca de la imperiosa necesidad que tiene el hombre de colonizar Marte para asegurar su supervivencia.

Multiplicarse para sobrevivir

La idea, por una parte, parece descabellada. Si abandonamos el planeta Tierra por la certeza de que como mucho, en el mejor de los escenarios, se haga imposible la vida en ella en 500 millones de años a partir de ahora, ¿por qué irnos a un planeta en el que, de hecho, es imposible la supervivencia en la actualidad? Sin embargo, Musk aporta razonamientos que también son inapelables.

“Si miras a nuestro nivel tecnológico actual, algo extraño debe suceder a las civilizaciones, y quiero decir algo extraño de un modo negativo. Y puede ser que haya un montón de civilizaciones muertas, uniplanetarias.” Vamos, que si estamos expandidos en diferentes planetas, muy al estilo Asimov, tenemos más probabilidades de sobrevivir a las inevitables hecatombes planetarias.

Que Marte no sea habitable, así, de buenas a primeras, sigue siendo un argumento en contra. Quizá la mejor opción sea la búsqueda de otro planeta habitable, una tarea digna de Battlestar Galactica y en la que tímidamente nos hemos adentrado con la búsqueda de planetas que presenten condiciones teóricas para poder albergar vida. Sea como fuere, Marte no está mal como primer destino. Terraformar será el siguiente paso.

The Verge dice que se puede tomar a Elon Musk como un loco. Es una tentación, desde luego. Aunque es de esos locos con iniciativa, con una enorme capacidad, con un puñado de logros brillantes a sus espaldas y con un bolsillo muy profundo. Como mínimo, merece la pena escuchar lo que dice. Y lo que dice, básicamente, es: ¡vamos a por Marte!

Sobre el autor de este artículo

Rafael Claudín

Rafa M. Claudín ha trabajado durante más de 15 años como periodista especializado en tecnología de consumo en medios como PC Actual, Computer Idea, Tech Style o la versión española de Gizmodo, además de colaboraciones en diversas revistas de videojuegos y otras más generalistas como QUO.