Ciber Cultura

Boeing diseña un baño autolimpiable para sus aviones

Boeing diseña bano autolimpiable
Escrito por Óscar Condés

Mediante el uso de una luz ultravioleta se conseguiría matar el 99,99% de los gérmenes y además reduciría el coste de mantenimiento de los lavabos.

En TICbeat ya os hemos contado algunas interesantes iniciativas por parte de las compañías involucradas en el transporte aéreo para innovar gracias a las nuevas tecnologías. Por ejemplo la que mostraba cómo Lufthansa y Boeing están trabajando para que, en un futuro, sus aviones puedan repararse gracias a la impresión 3D.

Pues bien ahora es Boeing la que nos ha sorprendido con una solución para un problema cotidiano que puede resolverse gracias a la tecnología. Hablamos del problema de la suciedad en los aseos de los aviones, un hecho sobre todo constatable en los vuelos de larga duración. Para atajar este problema, Boeing está preparando un aseo autolimpiable. El fabricante norteamericano de aviones dice haber encontrado una manera de utilizar la luz ultravioleta para matar el 99,99 por ciento de los gérmenes en los baños de los aviones, desinfectando todas las superficies después de cada uso en sólo tres segundos y manteniendo el baño perfectamente higiénico.

La limpieza en estos inodoros que se utilizan tan habitualmente por encima de los 9.000 metros, podría ayudar a frenar la propagación de enfermedades infecciosas transmitidas por los pasajeros que se mueven entre continentes, además de contribuir a reducir la factura de mantenimiento por parte de las líneas aéreas. La idea podría generalizarse en los aviones si se consigue que sea a un coste razonable y ofrecería nuevos argumentos al viejo dicho utilizado en el sector de la aviación de que “Si no es Boeing, no voy“. Siempre que se adelante al grupo europeo Airbus (principal competidor de Boeing), ya estaría trabajando en una solución similar.

Boeing lavabo autolimpiable apoyoLuz ultravioleta

El lavabo prototipo de Boeing utiliza un tipo de luz ultravioleta que, a diferencia de los rayos usados en las camas de bronceado, no perjudica a los seres humanos. Activado sólo cuando el inodoro no está en uso, la luz inundaría todas las superficies de contacto, como la parte superior del asiento del inodoro, el lavabo y mostrador. La idea es “aliviar la ansiedad que a todos nos produce utilizar un baño que no deja de recibir vistas durante un vuelo“, según Jeanne Yu, director de la división environmental performance de Boeing.

Como decimos, la competencia también estaría trabajando en sus propias mejoras para baños de avión, según Ingo Wuggetzer, vicepresidente de marketing de Airbus, quien “está desarrollando tecnologías ‘sin contacto’ para su futuro lavabo que también incluirá limpieza de superficies antibacterianas. Por otra parte, además de mejorar la higiene, el ambiente y la frescura general también serán notablemente mejoradas. Así que, en general, Airbus está trabajando para elevar significativamente el nivel en la experiencia de uso del aseo de los pasajeros”.

Eliminación de olores

Boeing ha presentado ya la patente para lograr minimizar el crecimiento y la transmisión de microorganismos en los lavabos. Pero la desinfección también ayudaría a liberarlo de olores. Esto es algo que también se haría mediante tecnología que no precisa tocar las superficies. En concreto, según Boeing, el sistema de limpieza podría levantar y cerrar el asiento del inodoro por sí mismo de modo que todas las superficies están expuestas a la luz durante el ciclo de limpieza. Además, también se estarían estudiando otros beneficios para los usuarios relacionados con los elementos habituales que se pueden encontrar en este tipo de inodoros, incluyendo un seguro “manos libres” para las puertas y un sistema de ventilación de vacío para posibles derrames en el suelo.

Ahorro en mantenimiento

La idea de Boeing es una de las finalistas para el premio Crystal Cabin que se dará a conocer en abril en Hamburgo en una exposición sobre interiores de los aviones. Pero sus beneficios potenciales irían más allá del cuarto de baño, porque como hemos adelantado el concepto de autolimpieza también serviría para ayudar a las aerolíneas a ahorrar dinero en costosas reparaciones.

Los aseos suponen un elemento notoriamente difícil de mantener si se quiere que estén en el mejor estado, ya que los olores son un tema difícilmente controlable y los lávabos, por su naturaleza, son un elemento sujeto a la corrosión de sus estructuras. Por ello, los fabricantes de aviones se esfuerzan en encontrar soluciones que mejoren la experiencia del usuario y al tiempo les suponga un ahorro de costes de mantenimiento.

Vía | Bloomberg

Sobre el autor de este artículo

Óscar Condés

Periodista todoterreno especializado en tecnología y con una amplia experiencia en medios de comunicación. Fotógrafo, realizador, bloguero, viajero y apasionado por la tecnología desde la era analógica. Asistiendo en primera línea de trinchera a los cambios de la revolución digital.