Ciber Cultura

BMW utiliza el HTC Vive para el diseño de sus vehículos

BMW utiliza HTC Vive para diseno de vehiculos
Escrito por Óscar Condés

La firma germana de automóviles utiliza el primer casco de VR de la taiwanesa para el desarrollo de prototipos que pueden probar de forma virtual.

El HTC Vive se presentó a comienzos de 2015 en el Mobile World Congress de Barcelona pero no fue hasta la pasada edición de esta misma feria cuando por fin se anunció el lanzamiento al mercado. Resultado de la joint venture entre el fabricante taiwanés de smartphones HTC y el americano de videojuegos Valve, su lanzamiento llega rodeado de expectación gracias a los comentarios que hablan de una comodidad y experiencia de usuario que superaría a las de las Oculus Rift, primer modelo de cascos de realidad virtual presentado y que ha sido desarrollado por una empresa propiedad de Facebook.

El caso es que desde que se presentaron los primeros cascos VR, quedó claro que la realidad virtual tiene aplicaciones mucho más allá de nuestros hogares. Uno de estos casos está en la industria del automóvil, donde los diseñadores están constantemente pensando en nuevas ideas que les ayuden a mejorar su trabajo. BMW ha estado utilizando las diferentes tecnologías desde hace décadas y ahora estaría adoptando el HTC Vive para utilizarlo en sus procesos de diseño automovilístico. Sus trabajadores van a usar este casco de VR para visualizar nuevos interiores y otras características físicas de sus coches. La idea pasa por implementar los diseños en la realidad virtual, para poder testearlos en una ciudad igualmente recreada. Gracias a ello pueden previsualizar aspectos como la visibilidad interior del coche o si el tablero de instrumentos y controles se ve adecuadamente desde la posición del conductor. Lo mejor del método es que permite tomar decisiones sin tener que recurrir a costosos túneles de simulación. Gracias al HTC Vive, los diseñadores pueden ponerse el casco de realidad virtual, revisar el prototipo y dar sus comentarios antes de pasar a la siguiente versión del proyecto.

Lógicamente, una vez que el diseño ha llegado a un cierto nivel, el casco VR queda a un lado y se pasa a realizar un prototipo físico que se construye para análisis posteriores. Según BMW, es un cambio porque antes de tener en su mano el HTC Vive los trabajadores tenían que visitar costosas instalaciones especializadas para recrear la realidad virtual. Para recrear la conducción de forma lo más real posible, BMW ha desarrollado una maqueta de coche reutilizable que se utiliza conjuntamente con el casco HTC Vive creando una “experiencia de realidad mixta que puede ser complementada con sonidos del motor y otro tipo de ruido ambiente.

Para la mayoría de nosotros, un HTC Vive es un dispositivo hardware muy costoso (en principio, 799 dólares). Para BMW, sin embargo, es una inversión relativamente barata, que además mejorará a medida que los fabricantes lacen nuevos modelos mejorados y más asequibles. Con el tiempo, la compañía de automóviles espera instalar mucho más hardware de este tipo en sus diferentes oficinas para el desarrollo de sus productos con poco esfuerzo. Imaginemos una gran oficina, abierta y llena de workstations con personal armado con sus cascos de realidad virtual meneando los controladores frente a varios monitores. Ese es el futuro al que BMW parece estar apuntando.

 

El agitado mercado de la realidad virtual

Vía | Engadget

Sobre el autor de este artículo

Óscar Condés

Periodista todoterreno especializado en tecnología y con una amplia experiencia en medios de comunicación. Fotógrafo, realizador, bloguero, viajero y apasionado por la tecnología desde la era analógica. Asistiendo en primera línea de trinchera a los cambios de la revolución digital.