Entretenimiento

Así hacen los efectos de sonido para las películas

mando de television

Tal vez no te suene el termino “artista foley”, pero son los encargados de hacer los efectos de sonidos para el cine. Su lugar de trabajo está lleno de todo tipo de cacharros que utilizan para imitar los sonidos que le dan esencia a las películas que vemos.

Puede que solo reconozcas a los actores, pero detrás de las películas que vemos proyectadas en nuestras pantallas hay cientos de trabajadores cuyo labor es fundamental para que tenga éxito.

Un rol crucial lo juegan los artistas foley, los encargados de hacer los efectos de sonido para las películas.

Es prácticamente imposible grabar el sonido de una película en directo. El ruido ambiente interfiere demasiado y sería difícil apreciar los distintos sonidos de forma nítida. Además, son más importante de lo que creemos; puede que creas que contenido visual es lo que le da magia a tus películas, pero sin los efectos de sonido la mayoría de las cosas perderían la gracia.

Las 33 películas que han alcanzado mil millones de dólares en taquilla

El lugar de trabajo de los artistas foley es cuanto menos curioso. No solo se sientan frente a ordenadores intentando simular los sonidos, usan objetos de todo tipo para imitarlos de la manera más precisa posible.

Sus estudios están llenos de cacharros, desde piedras hasta paja o palillos, y su labor requiere mucho movimiento. Veamos cómo crean algunos de los efectos de sonido del cine más curiosos y complejos de imitar:

  • Ratas: ¿En cuantas películas habrás escuchado el sonido de ratas corriendo por un callejón oscuro? Según informa Business Insider, en Studio Unknown usan palillos para recrear el sonido de sus patas.
  • Un puñetazo: Para que el impacto de un puñetazo se oiga lo máximo posible a veces golpean una lechuga o trozos de carne de animal informa Pixelaco.
  • Las hojas y ramas de los árboles al viento: ¿Cómo crees que logran capturar el sonido de los árboles moviéndose con el viento? En Studio Unknown usan la cinta que contienen los vídeos VHS para producir un sonido sorprendentemente similar.
  • Crujir los dedos: Cuando ves a uno de tus actores preferidos crujiéndose los dedos el sonido realmente son láminas de pasta que usamos normalmente para preparar lasaña rompiéndose, o al menos así lo hacen en el estudio de Alyson Dee Moore.
  • Una espada: Uno de los sonidos más difíciles de imitar es cuando un personaje extrae su espada. En Studio Unknown usan un largo filo de metal que cogen de una estantería y el arco de un violonchelo para que sea lo más logrado posible.
  • Pájaros volando: En el documental “The Secret World of Foley” enseñan cómo usan trapos mojados para imitar el sonido de gaviotas volando.
  •  Batman aterrizando en un coche: en el estudio de Dee Moore también tuvieron que recrear el sonido de Batman aterrizando sobre el capo de un coche. Lo hicieron entre dos artistas foley: uno sujetaba una manta para imitar el sonido de la capa y otro uso un guante de boxeo para simular el impacto contra el vehículo.
  • Caballos corriendo: El sonido de su la cola de un caballo al viento se consigue con una cuerda deshilachada o trozos de paja. Si no hay demasiados caballos en la escena usan cocos vacíos sobre un terreno similar a donde se grabó.

Otros ruidos se graban imitando exactamente lo que hace el actor en la película, pero en el estudio de grabación para que suene más definido. Por ejemplo, si el personaje está caminando por un camino de piedras o de barro, el artista foley copiará sus movimientos sobre un pequeño terreno similar recreado dentro de una sala silenciosa.

Lo mismo sucede con movimientos más sencillos, como dejar un libro sobre la mesa o beber un vaso de agua. Algunos ruidos son fáciles de grabar haciendo la misma acción.

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.