Entretenimiento

Así es como la luna llena afecta a tu sueño

asi es como la luna afecta a tu sueño

Las creencias sobre la luna son numerosas pero algunas quizá sean más veraces que otras. Ahora la Ciencia confirma que existe relación entre la luna y el ciclo de sueño en los seres humanos. Así es cómo la luna llena te afecta mientras duermes.

Sin duda la luna está siendo una de los grandes protagonistas del año. En lo poco que llevamos de 2018 ya hemos presenciado dos superlunas. Pero a este llamativo fenómeno además cabe sumarle  que esta pasada noche hemos acontecido a un eclipse lunar, una luna azul y una luna de sangre. Un coincidencia que no volverá a darse hasta el 31 de enero de 2037.

La luna sangrienta es el nombre que recibe el satélite cuando este adquiere un particular tono rojizo. Este color se debe a las particularidades que el eclipse lunar de la noche del 31  de enero conlleva.

La luz azul y verde es filtrada por la atmósfera de la Tierra que sin embargo no hace lo mismo con la roja, todas ellas procedentes de los rayos solares. Esto ocasiona el aspecto rojizo que hace que el satélite adquiera el calificativo de luna de sangre.

Por su parte la luna azul se produce cuando coinciden dos lunas llenas en un mismo mes. Así después de la que se dio en la noche del  1 al 2 de enero, esta segunda luna llena  se cataloga como luna azul.

La luna es sin duda un elemento celestial que ha llamado la atención de hombre desde sus orígenes. Existen multitd de mitos, historias y creencias en torno a cómo el satélite de la tierra influye sobre el hombre.

Pero más allá de pensar que  la luna llena logra transformar al hombre en lobo o que el cambio de una luna a otra provoca que las mujeres se pongan de parto, la ciencia lleva años sospechando que luna llena sí que puede influir en los ciclos del sueño.

¿Por qué la luna parece blanca?

En relación a este posible fenómeno, la mayoría de las investigaciones tan solo habían descubierto algunos posibles indicios del vínculo entre el sueño y los ciclos lunares.

Pero el estudio más concluyente, según informa el diario Independent fue realizado por Christian Cajochen, del Psychiatric Hospital of the University de Basilea, en Suiza,  en 2013.

Esta investigación demostró que “las lunas llenas se asociaron con tiempos más largos para conciliar el sueño, una menor eficiencia de este y un menor tiempo total de sueño”.

La investigación consiguió datos convincentes para establecer una conexión entre las fases de la luna y el sueño humano tras estudiar los ciclos de sueño de 33 adultos durante tres años.

¿Quién sacó la primera foto del hombre en la luna?

Según el estudio, las interrupciones del sueño alcanzaron su punto máximo en la luna llena. Durate los días previos a esta fase descubrieron que los “niveles de melatonina  comienzan a disminuir  y los sujetos reportaron sentirse menos renovados al día siguiente”.

Los estudios también indican que con la luna llena “el tiempo total de sueño descendió a sus niveles más bajos, unos 20 minutos menos de sueño, en las noches con luna llena “.

Pero si bien los hallazgos han demostrado que existe, de hecho, un vínculo entre el sueño y la luna, aún no han podido descubrir por qué existe esta conexión, ni de qué manera la luna y la manera de dormir de las personas puede conectarse.

Para comprender completamente el poder de la luna sobre el comportamiento humano, debe considerar lo que hace la luna llena.

Tener ciclos irregulares de sueño puede ser un síntoma temprano de Alzheimer

Una de las hipótesis más evidentes podría ser que la luna se convierte en luna llena cuando su posición hace que esté más plenamente “iluminada por el sol desde la perspectiva del observador en la Tierra”, según la NASA, algo sucede cada 29 días, aproximadamente.

De esta manera cuando el hombre dormía bajo el cielo nocturno esta brillante luna podría provocar mayores dificultades en el sueño debido a un aumento de la iluminación en el ambiente.

Dado que el ser humano hace tiempo que dispone de casas y cortinas con las que protegerse de la luz en sus horas de sueñoo,  esto podría sugerir  que “la respuesta fisiológica humana a una luna llena puede ser innata en lugar de ambiental “. Es decir, podría haber sido transmitida a nosotros desde nuestros ancestros.

Otra hipótesis sugiere que el efecto proviene de la relación terrestre entre la luna y las mareas, ya que la luna tiene un impacto gravitacional comprobado en la tierra y los océanos. O bien, como sugieren otras investigaciones, las personas podrían llevar “dentro de ellas un ritmo biológico interno que está vinculado al ciclo de la luna”.

De esta forma, parece que la relación entre la luna y el hombre puede tener un verdadero vínculo científico más allá de las creencias populares.

Sobre el autor de este artículo

Cristina Fernández Esteban

Licenciada en periodismo. Entusiasta de la tecnología, la literatura y el café.