Entretenimiento

Así es como funciona el CGI: el antes y después de 12 películas de éxito

Escrito por Ana Muñoz

Seguro que habéis visto Piratas del Caribe, La Bella y la Bestia (2017) o Harry Potter. Pero, quizás, lo que no habéis visto es la “magia” tecnológica que hay detrás de estos largometrajes. Hoy te mostramos cómo funciona el CGI, así como el antes y el después de 14 películas que lo utilizaron.

Desde hace algunos años, una de las técnicas más utilizadas en el cine de ciencia ficción o aventuras es el CGI (Computer Generated Imagery) o lo que es lo mismo, Imágenes Generadas por Ordenador.

Lo que permite esta tecnología es que la ficción parezca lo más real posible, gracias a una serie de “trucos informáticos”.

Antes de todo esto, los efectos visuales requerían un gran trabajo manual. De hecho, no fue hasta 1973 cuando empezaron las primeras imágenes generadas por ordenador con la película Westworld. Y nos estamos refiriendo al largometraje, no a la serie de HBO.

Pero tendríamos que esperar hasta Desafío total, la película de 1990 protagonizada por Arnold Schwarzenegger, para ver por primera vez la tecnología CGI. Con su ayuda, los directores pudieron registrar movimientos de actores reales y transferirlos a un modelo generado por ordenador.

Pero, ¿cómo funciona hoy en día? Los protagonistas tienen que llevar un traje con numerosos puntos de referencia que reflejan luz infrarroja, que es emitida y recibida por un sistema de cámaras especial. Así, los actores sólo tienen que moverse en una rejilla de coordenadas que acaba en el ordenador. A continuación, un software transfiere los movimientos al modelo digital.

Todos los códigos secretos de Netflix para ver miles de series y películas

El resto… es pura magia. Podemos traer a actores fallecidos a la gran pantalla, introducir mejoras a posteriori o, simplemente, hacer que un dinosaurio destroce una ciudad.

Pero no hay nada mejor que verlo con ejemplos prácticos. Por eso, hoy te mostramos el antes y el después de 12 películas en las que se aplicó CGI.

1. La Bella y la Bestia (2017)

la bestia cgi

Foto: Disney

La adaptación de 2017 de La Bella y la Bestia es un claro ejemplo de cómo el CGI nos puede ayudar a mejorar una película. Dan Stevens (la Bestia), usaba un mono gris acolchado de 18 kg que permitía que la magia del cine sucediera.

la bestia post cgi

Foto: Disney

El traje rastreaba sus movimientos y permitía que el equipo de postproducción construyera a una bestia digitalmente.

2. La Llegada (2016)

Una de las mejores películas de 2016 fue La Llegada, y no estuvo exenta de CGI.

¿Os acordáis del gran huevo gigante que llegaba a la Tierra por algún motivo desconocido? Pues bien, era todo postproducción. Eso sí, la niebla era real. De hecho, los creadores del film se alegraron mucho de este “efecto natural”.

3. Guardianes de la Galaxia (2014)

guardianes galaxia

Foto: Disney

Todas (o casi todas) las películas de ciencia ficción incluyen algo de CGI. Uno de los casos más visibles es el de Guardianes de la Galaxia.

guardianes galaxia cgi

Foto: Disney

¿Os acordáis de Rocket? Pues atentos a esta escena que os mostramos en la imagen superior.

4. Alicia en el País de las Maravillas (2016)

gemelos alicia pais maravillas

Foto: Disney

Para dar un efecto más real a la película, algunos actores tuvieron que llevar trajes verdaderamente ridículos para crear esa “magia del cine”.

gemelos cgi

Foto: Disney

Entre ellos se encontraban los famosos gemelos Dum y Dee.

5. Crepúsculo (2010)

crepusculo

Foto: Summit

A veces, los propios actores “se transformaban” en seres sobrenaturales, como Jacob, que se convertía en un licántropo.

Foto: Summit

Para ello, se ponía su traje y dejaba que el resto de actores interactuaran con él, como es el caso de esta escena con Bella en Eclipse.

6. El Hobbit (2012)

El Hobbit nos permitió ver a un Benedict Cumberbatch transformado en el terrible dragón Smaug.

Y es que no sólo ponía la voz a este personaje, también interpretaba sus movimientos gracias al CGI.

7. El Lobo de Wall Street (2013)

lobo wall street

Foto: Paramount

Martin Scorsese quería que el león que aparece en El Lobo del Wall Street fuera real.

Sin embargo, sus adiestradores lo llevaban atado… y ellos desaparecieron de la escena.

8. La vida de Pi (2012)

pi

Foto: 20th Century Fox

Una de las mejores películas de 2012 fue La vida de Pi. Sin embargo, no todo era tan real como parecía…

pi cgi

Foto: 20th Century Fox

…Y es que tener un tigre tan cerca de una persona podía ser realmente peligroso. Así que cogieron un peluche azul, le pintaron unos ojos, ¡et voilà! El resto es tecnología.

9. Harry Potter

La saga de Harry Potter quizás sea una de las que más CGI llevan. Sin embargo, es especialmente remarcable las escenas en las que están jugando al Quidditch.

Y es que, como os podréis imaginar, nadie vuela. La mayoría de estas escenas se grabaron sobre una tela azul, pero los trajes de los protagonistas eran reales.

También es curioso ver cómo se grabaron las escenas de la biblioteca…

…con guantes verdes.

10. Piratas del Caribe: El cofre del hombre muerto (2006)

piratas caribe

Foto: Disney

Bill Nighy interpretaba al capitán (parte pulpo/langosta/humano) del Holandés Herrante.

piratas caribe cgi

Foto: Disney

Para ello, utilizaba un maquillaje bastante curioso, así como un traje especial para que el CGI pudiera hacer su trabajo.

11. Avatar (2009)

Avatar es una de las mejores películas de todos los tiempos y, como os podréis imaginar, está hecha con CGI.

Para conseguir que los personajes obtuvieran las emociones faciales exactas de los actores, se puso delante de sus caras mini cámaras que les capturaban todos los movimientos.

12. El Caballero Oscuro (2008)

caballero oscuro cgi

Foto: Warner Bros

Aaron Eckhart, que interpretaba a Harvey Dent en El Caballero Oscuro, contaba con una serie de apliques faciales de lo más curiosos para interpretar a Dos Caras.

caballero oscuro

Foto: Warner Bros

Así, podían capturar todas sus expresiones y, después, añadir los efectos que quisieran. ¿El resultado? Un villano de lo más creíble.

Sobre el autor de este artículo

Ana Muñoz

Licenciada en Periodismo. Tecnoadicta, apasionada por los wearables y las pelis de superhéroes.