Entretenimiento

Así afecta la hora del día a la forma en que tomamos decisiones

reloj

En la mañana se decide de manera más precisa pero más lenta. Y a la tarde y la noche, esa relación se invierte. Eso sí, estas variaciones diarias en el tiempo y calidad de las decisiones no se transforman en variaciones diarias en el rendimiento.

¿Influyen las horas en la forma en que tomamos decisiones? ¿Cambia la manera de decidir a lo largo del día? ¿Modula nuestro reloj biológico, directa o indirectamente, la actividad de las neuronas que participan a la hora de elegir una u otra opción? Esas preguntas fueron las que se formularon científicos de la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ), la Universidad Torcuato di Tella (UTDT) y la UBA y propusieron un curioso experimento.

Los investigadores analizaron más de 40 millones de decisiones tomadas por 99 ajedrecistas en un millón trescientos mil partidas. Para ello, emplearon como base de datos un sitio internacional para jugar al ajedrez online de acceso libre y gratuito (Free Internet Chess Server).

La conclusión es la que sigue: en la mañana se decide de manera más precisa pero más lenta. Y a la tarde y la noche, esa relación se invierte. Eso sí, estas variaciones diarias en el tiempo y calidad de las decisiones no se transforman en variaciones diarias en el rendimiento.

Hacerte estas preguntas te ayudará a tomar decisiones

Tal como han publicado en la revista Cognition, los autores del estudio contactaron a los jugadores y les solicitaron que completasen un cuestionario estándar para identificar quiénes tienen hábitos más diurnos o nocturnos. Así pues, también descubrieron que las diferencias entre el tiempo utilizado a la mañana y a la tarde son mayores para las personas con preferencias matutinas.

¿Cómo podría el reloj biológico influir en la calidad y velocidad de las decisiones? “Una posibilidad es que module directa o indirectamente los niveles de actividad neuronal en una región del cerebro (los ganglios basales) que regula el umbral de decisión y que sabemos que tiene variaciones a lo largo del día”, responden los autores del estudio. Por ejemplo, podría ejercer un efecto sobre las concentraciones de cortisol y otras hormonas.

La aplicación futura más importante de éste y otros estudios es que cada individuo o la sociedad en general podría beneficiarse ordenando sus actividades diarias de manera de tomar decisiones importantes en el momento del día que sea más adecuado, teniendo en cuenta si conviene priorizar el tiempo o la calidad de decisiones involucradas.

*Vía: Agencia CyTA-Instituto Leloir/DICYT

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.