Ciber Cultura Tendencias

Apple Music ya suma 11 millones de usuarios (de prueba)

manzana-musica-apple
Escrito por Manuela Astasio

Eddy Cue hace público el dato, con el que asegura que la firma está encantada. El tiempo demostrará si se convierten en 11 millones de usuarios de pago.

Solo cinco semanas han pasado desde que Apple Music tocó el mercado (el pasado 30 de junio), y el flamante servicio de streaming musical de la compañía de la manzana ya suma 11 millones de usuarios, eso sí, todavía en la versión de prueba gratuita de la que podrán disfrutar durante tres meses.

La cifra, algo sorprendente en una firma poco dada a compartir este tipo de datos, ha sido revelada por el alto ejecutivo de Apple Eddy Cue, en una entrevista con el diario norteamericano USA Today.

“Estamos encantados con los números”, ha manifestado Cue. A primera vista, el dato sitúa a Apple en una nada desdeñable posición en el Olimpo de los servicios de streaming. El francés Deezer tiene 16 millones de usuarios y 6 millones de suscriptores de pago, y Tidal, otro de los lanzamientos de este año a cargo de Jay Z y algunos de sus amigos más célebres, cuenta con 770.000.

No obstante, hay que recordar que Apple ofrece un período de prueba gratuito de tres meses, y es arriesgado asumir que todos los que se acojan a él se convertirán después en usuarios que paguen cuando el servicio les suponga los 10 dólares al mes por persona y 15 dólares si se contrata la versión familiar. Por ejemplo, la líder indiscutible del sector, Spotify, activa desde 2008 y presente en alrededor de 50 países, por ejemplo, ya alcanza los 75 millones de usuarios, pero 20 millones son de pago.

El objetivo de Apple con este lanzamiento siempre ha sido el de convertir a los 800 millones de usuarios de iTunes y los cientos de millones de propietarios de algún dispositivo iOS en el planeta en usuarios de su servicio de streaming, un hito que la convertiría en líder de un sector cada vez más saturado y competitivo, pero que parece tener en sus manos el futuro del entretenimiento en la red.

Una de las estrategias de diferenciación de Apple para destacar en el reñido mundo del streaming musical ha sido la de dejar claro en todo momento que, con su modelo de negocio, los artistas estaban remunerados de manera justa, un debate que no ha cesado en los últimos meses y que preocupa a quienes se plantean la sostenibilidad de la música online. Sin embargo, una figura de la talla de Taylor Swift, una de las pocas artistas con el poder de abandonar Spotify en plena promoción de su último disco y sacar provecho de ello, denunció públicamente que la firma no pensaba retribuir a los músicos por las escuchas registradas, precisamente, en esos tres meses de prueba gratuita. Apple contestó rápidamente explicando que eso no iba a ser allí, y la paz se selló con el anuncio público de Swift de su decisión de subir finalmente 1989, su último trabajo, a la plataforma.

 

Sobre el autor de este artículo

Manuela Astasio

Soy una periodista especializada en nada, que ha pasado por Deportes, Agroalimentación, Cultura y por la delegación de Efe en México DF. Ahora me toca hablar de nuevas tecnologías y redes sociales, cosa que hago con mucho gusto y un poco de cinismo.