Ciber Cultura Tendencias

Apple llevará al Tribunal Supremo de EEUU su condena por fijar los precios de los ebook

libro

Apple recurrirá la condena por fijar los precios de los ebook con las editoriales en 2012 al Tribunal Supremo para tratar de evitar la multa de 450 millones de dólares a la que tendría que hacer frente.

En 2012, hace ya más de tres años, el Departamento de Justicia de Estados Unidos comenzó una investigación contra Apple que acabaría llevando a la compañía de Steve Jobs por aquel entonces a los tribunales. ¿El motivo? Fijar los precios de los libros electrónicos que vendía en su plataforma con las editoriales, de modo que mantenían precios inusualmente altos que perjudicaban a la competencia.

Un año después, en 2013, Apple fue condenada por conspirar para fijar el precio de los ebook como forma de protegerse frente a Amazon, su principal rival en este mercado. Ahora, dos años más tarde, y tras perder ya una apelación, la firma de Tim Cook está dispuesta a recurrir al Tribunal Supremo.

Así se desprende de la prórroga de 30 días que la compañía ha solicitado al juez para poder presentar un auto de avocación, que no es más que una petición formal para que el Tribunal Supremo escuche el caso. Apple tendrá hasta el 28 de octubre (siempre y cuando se acepte esta prórroga) para preparar dicha estrategia y lograr que este organismo acepte su petición.

Amazon lanza una herramienta para digitalizar textos a ebooks y otra para libros de texto

En el caso de que el Tribunal Supremo rechace el caso o, una vez aceptado, vuelva a fallar en su contra y reitere la condena por prácticas monopolísticas, Apple tendrá que hacer frente a una multa de 450 millones de dólares.

¿Cómo fijaba Apple el precio de los ebook?

Antes de la llegada del iPad, Amazon controlaba el 90% del mercado del ebook, gracias a una agresiva estrategia de precios a la cual las editoriales se sometieron, no sin importantes críticas y quejas. Con la llegada del tablet de Apple, las editoriales vieron en la compañía de la manzana la respuesta a sus plegarias, ya que el propio Steve Jobs les propuso que ellas pusieran el precio de los libros.

La firma de Cupertino se llevaría un 30% del total. Después, estas compañías llamarían a la puerta de Amazon para decirles que, o firmaban esas mismas condiciones, o no le proporcionarían más títulos. Apple también se aseguró de que otras tiendas digitales no pudieran ofrecer un precio más barato que el fijado por la industria

libros_cabeza

La denuncia original comprendía a la propia Apple y a las editoriales Hachette, HarperCollins, Macmillan, Penguin y Simon & Schuster. Sin embargo, todas las empresas mediáticas llegaron a acuerdos con los organismos reguladores para evitar el juicio y sanciones más duras, a diferencia de Apple que parece querer llegar al final de este proceso. Recordemos que esta práctica también ha sido perseguida en Europa por los mismos motivos.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.