Entretenimiento

Antes de la lluvia: rAndom International y la experiencia interactiva

Escrito por Redacción TICbeat

Son los responsables de la lluvia que caía hasta hace unos días dentro del MoMA de Nueva York, un colectivo de artistas lleva ya tiempo asombrándonos.

No fue hasta llegar a la Gran Manzana, durante la exhibición de su Rain Room en el MoMA clausurada recientemente, cuando el colectivo de artistas que forman rAndom International saltó, como suele decirse y en este caso es así, a la fama mundial. Antes de sorprender a muchos y aburrir a otros tantos en Nueva York, la instalación en la que el visitante asiste a un chaparrón bajo el cual no consigue mojarse había sido visitada ya por ingleses y afincados en Londres en el Barbican Center, con hasta doce horas de espera de gente ávida por conocer los milagros de la tecnología aplicados al arte contemporáneo.

Pero antes del aluvión de críticas, de la lluvia y de las esperas interminables, rAndom International ya se servía de la experiencia interactiva con el público para crear verdaderas obras de ingeniería digital. La asociación, que opera en Londres desde 2005, en un viejo almacén de Chelsea, está compuesta por tres antiguos estudiantes del Royal College of Art, dos alemanes llamados Hannes Koch y Florian Ortkrass y un británico, Stuart Wood.

Cuentan entre sus proyectos anteriores con instalaciones tan interesantes como Study Of You, de 2011, un espejo de cuerpo entero compuesto por diodos orgánicos de emisión de luz – unos componentes que reaccionan a un determinado estímulo eléctrico generando luz – que responde al movimiento de quien se acerca reflejando su imagen para luego disolverla lentamente en la luminiscencia. Un poco antes, en 2008, Audience asombraba al visitante mediante un campo de espejos robotizados que giraban sobre sí mismos y que le seguían conforme caminaba entre ellos, convirtiéndole así en el responsable de la activación de la instalación.

La lluvia que caía hasta hace unos días en el interior de la sala de exposiciones del MoMA estaba controlada desde el techo por un ordenador, dividido en secciones de veinticinco por veinticinco centímetros. Según se movía el visitante, cuya posición estaba mapeada en tres dimensiones por unas cámaras, su presencia misma impedía la salida del agua en el lugar que pisaba, mientras a su alrededor seguían cayendo mil litros de agua por minuto. Una experiencia sin duda nueva para el espectador. Habrá que esperar a que escampe para conocer los nuevos proyectos de rAndom International.

Imagen portada: Installation view of Random International’s Rain Room at The Museum of Modern Art, as part of MoMA PS1′s EXPO 1: New York, 2013. Photo: Charles Roussel.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.