Ciber Cultura Tendencias

Adele bate récords de ventas tras dejar el ‘streaming’

Adele bate récords de ventas tras dejar el ‘streaming’
Escrito por Redacción TICbeat

La cantante británica, que decidió no distribuir su último disco, ‘25’, en plataformas de este tipo, venderá más de 3 millones de copias del mismo en su primera semana en tiendas.

Como ya hizo Taylor Swift el pasado año por estas mismas fechas, la cantante británica Adele ha demostrado que, en algunas ocasiones, renunciar al streaming puede constituir una jugada maestra para una estrella de la música. Pese a su significativa ausencia de plataformas de este tipo como Apple Music y Spotify, los pronósticos apuntan a que 25, su último álbum, venderá en Estados Unidos 3 millones de copias en ésta, su primera semana en las tiendas.

Como informa la revista musical Billboard, ese dato significa, de acuerdo con la consultora Nielsen Music, que Adele batirá un récord hasta ahora en posesión de la ya disuelta boy band norteamericana *NSYNC, que en el año 2000, cuando la música digital no contaba con el mismo nivel de penetración que ahora, consiguieron que su disco No strings attached vendiese 2.416.000 unidades en su primera semana en los estantes.

De hecho, Adele ha conseguido superar la marca de *NSYNC solo en los tres primeros días de 25 en las tiendas, en los que el disco vendió 2.433.000 unidades en Estados Unidos.

A finales de la semana pasada trascendió que Adele, una artista conocida por navegar muchas veces contracorriente, y por hacerlo con éxito, había decidido que su último trabajo no estaría ni en Spotify ni en Apple Music. El resto del catálogo de la cantante sí continúa en ambos servicios, incluido su sencillo de presentación, ‘Hello’.

El caso recordó desde el principio al de la estrella country Taylor Swift, que en 2014 retiró todo su catálogo de la primera plataforma cuando se preparaba para comercializar su disco 1989. La diferencia estriba en que, tras algunos tiras y aflojas, la de Pensilvania decidió que sí aceptaría su distribución a través de Apple Music, disponible desde junio de este año. Parece que tanto Adele como su equipo han tenido claro, como ya le sucedió a Swift, que venderían más discos y recaudarían más dinero si evitaban que las reproducciones en streaming (cuya distribución de ingresos para los artistas ha sido cuestionada en no pocas ocasiones), por masivas que éstas fueran, canibalizasen sus ventas. Y parece, también, al menos de momento, que estaban en lo cierto.

 

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.