Entretenimiento

9 películas buenas que no han ganado un Oscar

peliculas-buenas-no-han-ganado-oscar
Escrito por Redacción TICbeat

Coincidir en un mismo año con otros films interesantes ha evitado que clásicos del cine no hayan logrado alzarse con la preciada estatuilla. A escasas horas de la ceremonia de entrega de los Oscar 2018 echamos la vista atrás en busca de 9 películas buenas que no han ganado el Oscar.

Es una convención común aquello de asociar los Oscars con una buena película que existe o que hemos visto. Sin embargo, seguramente os sorprenderíais si supierais la cantidad de grandes películas de la historia del cine que ‘no se comieron ni un colín’ en la gala de los Oscars.

Ya fuera porque estaban adelantadas a su tiempo, porque la crítica de su momento las dio mucha caña, o, sencillamente, porque compitieron en un año en el que había varias películas buenas merecedoras de ganar el premio más importante de la industria del cine en su lugar.

Con esta misma idea en la cabeza, os proponemos un ranking de 9 películas buenas que no han ganado un Oscar. Todas ellas son películas que, de un modo u otro, han ganado con el tiempo el reconocimiento del público y también cierta fama en círculos cinéfilos.

Estas son las 11 peores películas de 2017

Alguna de ellas, incluso, posiblemente os parezca raro y no creeréis que fuera posible que pasaran sin pena ni gloria por los Premios de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas encargada de otorgar los tan preciados galardones.

Por tanto, cuando leáis estos títulos, que no os extrañe en absoluto su mención. Todas ellas son grandísimas películas, que desgraciadamente no lograron convencer al jurado. ¿Se merecían el Oscar? Juzgad vosotros mismos.

Psicosis (1960)

psicosis

Nuestra primera película buena que no ganó el Oscar bien podría ser una de las mejores películas de terror de todos los tiempos. Sin embargo, en honor a la verdad, su director Alfred Hitchcock se las vio y deseo para poder estrenarla. No solo contó con el mismo presupuesto que una producción de televisión de aquella época, sino que además se las tuvo que ver con la censura de la época por cuestiones que hoy nos parecerían demenciales. Con tanta resistencia y problemas para estrenar, tampoco debería extrañarnos que no ganara el Óscar en ningún campo.

Psicosis (Psycho) está considerada como una de las películas claves del suspense y también del cine de terror. El Norman Bates de Anthony Perkins y la fijación de este con su madre son clichés del cine, parodiados y homenajeados hasta la saciedad. Por cierto, que tuvo hasta tres secuelas y una serie de televisión basada en esta película, que adaptaba muy libremente los asesinatos de Ed Gein.

El Bueno, el Feo y el Malo (1966)

bueno-feo-malo

Uno pensaría que este, uno de los mejores Western de la historia, merecería haber ganado una estatuilla en su momento. Sin embargo, El Bueno, el Feo y el Malo fue excluido de los Oscars por diversas razones. La primera de ella, que se trataba de una película extranjera, de un género tan denostado como el spaghetti western en aquella época. El segundo motivo, de la mano de la anterior, fue que las películas del Oeste aún se tenían por un género menor, salvo raras excepciones.

Además, tampoco hemos de olvidar que la sordidez y la violencia de esta película indignó a más de un espectador de su tiempo. La polémica generada debido a la supuesta exagerada violencia que se mostraba bien pudo estar detrás de que esta película de Sergio Leone se quedara fuera de los Oscar.

Taxi Driver (1976)

10-peliculas-buenas-que-no-han-ganado-oscar_1

“¿Me estás hablando a mi?”. Aunque no os lo creáis, Travis y su taxi se quedaron fuera de los Oscars. Martin Scorsese, responsable de muchas de las mejores películas de mafiosos, no ganó el Premio de la Academia con este thriller neo-noir. Y es que la historia de un taxista alienado, deprimido y con tendencias homicidas no acabó de calar entre el jurado.

Hay que reconocerle que fue nominada a 4 Oscars nada menos:  mejor película, mejor actor (Robert De Niro), mejor actriz secundaria (Jodie Foster) y también a mejor banda sonora. Quizá, nuevamente, la controversia del tema que trataba y los altos niveles de violencia jugaran en su contra. Por cierto, que Taxi Driver es un “peliculón” en mayúsculas y si no la habéis visto ya estáis tardando en poneros al día con ella.

El Color Púrpura (1985)

color purpura

Cuidado con pensar que el nombre de Steven Spielberg es sinónimo de Oscar. Que “Steven” dirija una película no es garantía de que esta vaya a ganar por fuerza. Y si no tened en cuenta El Color Púrpura, uno de los grandes dramas de todos los tiempos, que tenía 11 nominaciones y no ganó ni una siendo desbancada por Memorias de África.

Aun nos cuesta imaginar por qué, más con el excepcional reparto que trabaja en ella: Danny Glover, Desreta Jackson, Margaret Avery, Adolph Caesar, Rae Dawn Chong… y unas Whoopi Goldberg y Oprah Winfrey, para las cuales esta fue su primera película.

Cadena Perpetua (1994)

cadena perpetua

Nos gustaría deciros que Cadena Perpetua presentó batalla y que Forrest Gump no se la comió en los Oscar. Nos gustaría deciros que salió con varios premios bajo el brazo, pero la gala de los Oscars no es un cuento de hadas.

Lo cierto es que ni el carisma de Morgan Freeman, ni la química de este con Tim Robbins lograron grajearse la simpatía del jurado siendo uno de los casos más caros de película buena buena de verdad que no ha conseguido ningún Oscar.

A pesar de este fiasco, Cadena Perpetua se ha convertido en un referente moderno del cine, con montones de secuencias que sino han sido parodiadas, han sido fuente de tributos en series, películas y videojuegos. El más reciente que se nos ocurre, precisamente, cierta secuencia de la aventura gráfica Randal’s Monday.

El Gran Lebowski (1998)

gran lebowski

La gran sátira política de los hermanos Coen se ha convertido hoy en una de las mayores películas de culto de la historia del cine. Jeff Bridges, John Goodman y Julianne Moore protagonizan esta corrosiva película ambientada en el Hollywood de principios de los 90, que sirve de radiografía a la sociedad estadounidense de la época. Y todo ello a modo de parodia de los relatos de detectives de Raymond Chandler.

A nosotros, y a buena parte del público, les encanta El Gran Lebowski, sin embargo su incisivo guion no la aupó hasta los Oscars, quedándose tan solo en una de las mejores películas de los 90. Por cierto, que tiene un spin-off en camino. Será un remake de Los rompepelotas (Going Places) y estará protagonizado por Jesus Quintana (John Turturro) y dos pervertidos sexuales más.

American History X (1998)

american-history-x-1998

La crítica contra el nazismo y la incipiente xenofobia en Estados Unidos que protagonizó Edward Norton no llegó a calar en los Oscars. Si bien Norton fue nominado a mejor actor por esta película, American History X se quedó sin probar las mieles de la gloria de los Premios de la Academia.

Esta historia de redención acerca de un ex-neo nazi que trata de evitar que su hermano siga sus pasos, fue uno de los retratos del fenómeno más impactantes de su décadas. Tony Kaye, su director, demostró una enorme sensibilidad para abordar una cuestión tan compleja como esta. Sin embargo, a pesar de sus muchas virtudes y de tratarse de una de las mejores películas de los últimos años, tampoco os creáis que esta película ganó muchos más premios en otros circuitos.

El club de la lucha (1999)

club-lucha_4

Lo de Norton con los Oscars en los 90 es muy similar a lo que le pasó a David Fincher en esa misma década con estos premios. A pesar de habernos brindado brillantísimas películas ninguno ganó ni un solo Oscar en este periodo. Una muestra representativa de este desamor con la Academia es El club de la lucha, esa película tan emblemática e icónica.

Edward Norton y Brad Pitt nos ofrecieron en esta película uno de los mejores duelos actorales de su tiempo. Con el tiempo, El club de la lucha se ha convertido en un título de culto. Quizá esto sea incluso mejor que ningún Oscar o reconocimiento.

Marte (2015)

marte

Ridley Scott no ha sido siempre un director inmaculado, sino que en más de una ocasión ha sido artífice de auténticos bodrios. No es el caso de Marte, una inteligentísima película de Ciencia Ficción y Drama que sin embargo fue un rotundo éxito de taquilla y de crítica. Al público les encantó el trabajo del reparto formado por Matt Damon, Jessica Chastain, Kristen Wiig  y Sean Bean, entre otros.

Tanto es así que incluso la película se convirtió en una de las mejores de 2015 según varios medios. A pesar de sus siete nominaciones esto no evitó que ahora tenga un hueco en nuestra lista de grandes películas que no han ganado ningún Oscar.

Y hasta aquí llegamos, pero no sin mencionar otras películas buenas que merecieron haber ganado un Oscar y se quedaron sin ninguno de estos premios. Destacamos obras maestras del cine como Doce hombres sin piedad (1957), Heat (1995), Seven (1996) El lobo de Wall Street (2013), Drive (2011) o, incluso, Pesadilla antes de Navidad (1993). Seguramente muchos de vosotros tengáis en mente otros tantos títulos que se quedaron a las puertas de la Academia. Si es así, os invitamos a mencionarlos más abajo, en nuestra sección de comentarios.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.