Cloud

Voddler o cómo competir a la piratería con películas legales

voddlerLa compañía sueca Voddler, que ofrece películas vía streaming, ha abierto a todos su servicio en España. Se trata de una plataforma cuyos ingresos provienen tanto del pago por contenido como de la publicidad, emitida antes del comienzo de algunas reproducciones. Sus miembros creen que la clave está en que el usuario disponga de los títulos que le interesen cuando quiera, sin necesidad de tener que esperar meses.

Voddler ha dejado atrás su fase beta en España y ha abierto para todos su servicio. Se trata del primer país, fuera de los escandinavos, en el que la plataforma, que actúa como una especie de videoclub online, ha recalado. Los motivos están en la buena disposición de los usuarios a consumir contenido por Internet, según explica el CEO de la empresa Marcus Bäcklund.

“España fue una elección obvia como nuestro primer país fuera de los mercados en Escandinavia. Es un país de amantes del cine, con una buena penetración de banda ancha y con una audiencia que, cada vez más, consume online” destaca Bäcklund.

A partir de ahí Voddler presenta una oferta que ya hemos visto en otros servicios del mismo estilo. Algunas de estas plataformas han salido recientemente al mercado, como YouZee, que se presentó en pasado mes de diciembre, aunque todavía se encuentra en fase beta. Wuaki.tv y Filmin son otros ejemplos.

El portavoz y vicepresidente de comunicación de Voddler, Anders Sjöman, se muestra conciliador cuando se le pregunta por esta competencia. Afirma que la verdadera rival contra la que lucha la empresa es la piratería. Sjöman más bien ve a los otros servicios como aliados en la tarea de hacer entrar en razón a la industria cinematográfica para que ceda sus contenidos, que de otra forma acabarán siendo vistos de forma ilegal.

Un videoclub en casa

En España, ahora el usuario puede acceder a un catálogo de 500 películas, que en poco tiempo se actualizará a los 5.000 títulos que ya están disponibles en los países escandinavos.

Es posible alquilar una película y verla online por un precio que no supera los cuatro euros. Sin embargo, también se puede disfrutar de títulos gratuitamente. Depende de la antigüedad de los mismos. Voddler recomienda a los proveedores de contenido que si su producto tiene más de cinco años se distribuya de forma gratuita en la plataforma.

En este caso se emiten 4 minutos de anuncios antes de la reproducción de la película. Los anunciantes los facilita Voddler. Los ingresos de la compañía proceden de la suma de esta forma de explotación más el pago por contenido.

Para ver una película en Voddler, de media sólo se necesitan 2MB de conexión a Internet.

Voddler de un vistazo

La compañía sueca fue lanzada en 2010 en el país nórdico y se ha extendido por la región escandinava. Tras una fase en beta que ha durado algunos meses Voddler llega a España avalada por sus más de 40 acuerdos con productoras y distribuidoras cinematográficas. Esto la convierte en la única plataforma a la que proveen todas las mayors de la industria. “Me he pasado mucho tiempo en Hollywood hablando con directores de cine”, sostiene el CEO Marcus Bäcklund.

Una de las máximas que sigue el equipo es Voddler es que la gente no ve contenidos ilegalmente porque sean gratuitos sino porque están accesibles. Por ello una de las preocupaciones de la compañía es disponer de los títulos cuanto antes. La comparación la hacen con Netflix, que puede ofrecer las películas cuando están disponibles para la televisión de pago. La plataforma sueca se adelanta en este aspecto y los consigue cuando aparecen en DVD, unos meses antes.

Voddler se asienta en tres pilares, según comenta Bäcklund. Éstos son la industria del cine, el comportamiento de los consumidores y la tecnología. La combinación de estos tres hace posible la plataforma. Los contenidos son necesarios y por tanto se debe conseguir el beneplácito de las compañías cinematográficas. Los hábitos de los usuarios, que consumen películas por Internet, y que incluso podrían estar dispuestos a pagar si hay una buena oferta es otro de los requisitos. El último, una tecnología capaz de ofrecer un servicio de calidad.

Tecnología streaming innovadora

Con el objetivo de crear para el usuario un servicio de calidad, en el que se pueda ofrecer imagen de alta calidad y se eviten asimismo las interrupciones causadas por la carga del vídeo, Voddler ha creado una nueva tecnología. De nuevo la comparación con Netflix: afirman que su plataforma no sufre los problemas que tiene la compañía estadounidense cuando tiene que reproducir para miles de personas.

Esto lo ha logrado la plataforma sueca con la combinación de dos tecnologías. El clásico servicio que se provee desde un servidor y una red P2P. Han tomado las aspectos positivos de ambas. Mientras que la primera ofrece control y seguridad – aunque puede saturarse si hay un pico de consumo -, la segunda evita la saturación, ya que se nutre de múltiples fuentes; sin embargo, no se ve como algo seguro.

La tecnología de Voddler ha combinado ambas para obtener un servicio de calidad. De esta forma se puede reproducir una película utilizando porciones almacenadas localmente en algunos de los usuarios que han visto ese mismo contenido. Los servidores de la plataforma se ocupan de juntas estas partes y ofrecerlas a otro consumidor.

Sobre el autor de este artículo

Pablo G. Bejerano