Cloud

Uno de los ordenadores más rápidos está en la nube

Amazon puso en marcha recientemente un superordenador que forma parte de sus Web Services. La mayoría de los equipos de este tipo que se han desarrollado hasta la fecha pertenecen a instituciones o empresas y su uso está reservado a sus investigaciones.

Los superordenadores, en realidad, están formados por muchos procesadores que se ejecutan coordinadamente para realizar operaciones muy complicadas. La idea fundamental detrás del superordenador de Amazon es la misma pero la diferencia es que está disponible en la nube para que cualquiera lo pueda utilizar.

El sistema que fue desarrollado sobre la Elastic Compute Cloud de la compañía, según la revista Wired ocupa la posición número 42 de velocidad de computación a nivel mundial.

El superordenador de Amazon es un muy buen ejemplo sobre el futuro de la informática y el papel del cloud computing en él. Además de la reducción de costes y la utilización más eficaz de los recursos que significa utilizar el almacenamiento en la nube, la ejecución de sistemas informáticos, simples y complejos, desde la nube cambia profundamente el concepto y los paradigmas que han rodeado a la informática desde sus primeros días. El hecho de que haya un ordenador capaz de realizar operaciones complicadas virtualmente habla del gran nivel de desarrollo y penetración que goza hoy en día la tecnología cloud.

Sobre el autor de este artículo

Edgar Camelo