Cloud

La ‘teletransportación’ llega a la informática en la nube

teletransportation
Escrito por Esther Macías

Mover máquinas virtuales entre dos continentes, Europa y América, tantas veces al día como sea preciso y de forma fácil. Ésta es la última propuesta tecnológica en el mundo del ‘cloud computing’ y sus ideólogos son los responsables de una multinacional española: Gigas.

“Todo empezó porque uno de nuestros clientes, la aerolínea colombiana Avianca, nos propuso crear una nueva funcionalidad que permitiera a sus profesionales mover máquinas virtuales de un centro de datos físico a otro con facilidad. Siempre escuchamos lo que los clientes nos dicen así que nos pusimos manos a la obra”, explica José Antonio Arribas, responsable de Operaciones y cofundador de la multinacional española de cloud hosting Gigas, que ha lanzado hace unas semanas al mercado un nuevo servicio que han denominado ‘teletransportación’ porque lo que permite es precisamente eso: teletransportar servidores virtuales de un continente a otro de forma rápida y sencilla. Una tarea que, por otro lado, aseguran desde la compañía, reduce en un 50% los costes en infraestructura cloud globales de las empresas.

En Gigas están convencidos de que esta funcionalidad “única en el mercado” que la compañía es capaz de ofrecer “porque tenemos un centro de datos en Madrid y otro en Miami”, en palabras de Arribas, transformará por completo la manera en la que las organizaciones asignan sus recursos globalmente en la nube. “Con nuestro nuevo servicio de teletransportación una empresa puede, sin tener que dedicar recursos adicionales, disponer de su máquina virtual en la ubicación geográfica que mejor se adecúe a sus necesidades o a las de sus clientes en ese momento, en Europa o en Estados Unidos”, explica Arribas. En este sentido, si al cliente en cuestión le interesa que sus máquinas virtuales estén en Europa hasta una determinada hora, porque es desde este continente donde tiene más accesos a su web, por ejemplo, y a partir de otra hora prefiere que estén en Estados Unidos puede hacerlo. “Y lo más destacado de esta funcionalidad es que permite hacerlo sin que haya que reiniciar el servidor ni cambiar la dirección IP pública en función de la diferente zona geográfica”, añade el portavoz.

Lo más destacado de esta funcionalidad es permite mover servidores virtuales entre Europa y Estados Unidos sin que haya que reiniciar el servidor ni cambiar la dirección IP pública”, afirma Arribas

Nuevos servicios

Esta opción posibilitará a las empresas usuarias del servicio de Gigas desarrollar nuevos servicios. “Por ejemplo –explica Arribas–, pueden establecer soluciones de contingencia entre data centers físicos, de modo que si se produjera un desastre natural en Miami (un terremoto, etc.) que afectara al CPD se pudiera seguir dando servicio desde el de Madrid, con lo cual el negocio no se vería afectado”. Además, añade, permite a las compañías “seguir al sol”, es decir, asignar sus recursos de forma dinámica a aquellos centros de datos más cercanos a los lugares de donde proviene el tráfico de usuarios en cada momento, sin tener que duplicar esos recursos.

Disponibilidad y precio

Aunque la nueva funcionalidad está disponible desde hace unas seis semanas para los clientes de Gigas con Cloud Datacenters en Europa y Estados Unidos y, de hecho, ya puede ser contratada, la gestión de ésta mejorará en los próximos meses de modo que esta opción podrá llevarla a cabo el cliente de forma independiente del proveedor y con un solo clic desde el panel de control del servicio. “Ahora los clientes que quieran pueden contratar esta modalidad, de hecho, ya lo están haciendo, pero son los técnicos de Gigas los que realizan la configuración y provisión de la nueva funcionalidad de forma manual; pero en unos meses los clientes podrán ser completamente independientes y gestionar esta funcionalidad con un clic”, indica Arribas.

Respecto al precio, éste arranca en 400-500 euros al mes en la configuración más básica, “aunque varía mucho, ya que depende de los requerimientos del cliente y la velocidad de conexión que tenga contratada con Gigas para los dos centros de datos. Nuestra conexión entre ambos centros es de 1 Gigabit pero es el cliente el que decide qué velocidad quiere”, expone Arribas.

Para todo tipo de empresas

Avianca, el cliente que impulsó la idea, es, como no podía ser de otra manera el primer cliente que está utilizando la ‘teletransportación made by Gigas’, aunque ya hay clientes de la multinacional en España que lo han pedido, revela el portavoz. Por ejemplo, Cires21, empresa que desarrolla soluciones que permiten la difusión, gestión y monitorización de contenidos en directo en Internet en múltiples formatos y que es la encargada de codificar la señal del Mundial de Moto GP para que se pueda retransmitir en streaming. “Están valorando su uso, ya que les será muy útil mover máquinas virtuales desde un continente a otro en función de dónde se esté desarrollando la carrera”, en palabras del cofundador de Gigas. “Lo bueno de esta nueva funcionalidad es que puede ser utilizada por cualquier tipo de empresas, desde grandes constructoras, telecos, integradores, etc. a cualquier compañía que precise mover sus recursos en función de la ubicación de sus usuarios finales”, asevera.

La ‘teletransportación’ pueden usarla todo tipo de empresas, desde desde grandes constructoras, telecos, integradores, etc. a cualquier compañía que precise mover sus recursos en función de la ubicación de sus usuarios finales”

Un elemento “diferencial” en un mercado muy copado

Arribas y su equipo tienen altas expectativas puestas en la nueva opción. “La vemos interesante tanto para los clientes actuales como para atraer otros nuevos”, apunta. El portavoz apostilla que esta funcionalidad, de momento, no la tienen otros jugadores del poblado universo de cloud computing: “Los proveedores locales de cloud hosting normalmente, si tienen varios centros de datos, los tienen en España o, como mucho, en otro país de Europa; no tienen uno aquí y otro en Estados Unidos como Gigas. Respecto a los grandes jugadores como Amazon, no me consta que en el caso de que ocurra una contingencia en un centro de datos puedan mantener el servicio a sus clientes sin que éstos tengan que reiniciar el servidor ni contratar recursos adicionales”, sentencia el director de Operaciones de la multinacional española.

 

 

 

Sobre el autor de este artículo

Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.