Cloud

El telescopio más grande del mundo confía en el crowdsourcing para procesar

ska telescopioEl telescopio más grande del mundo va a ser el Square Kilometer Array (SKA). Cuesta 2.100 millones de dólares y es un proyecto conjunto entre Sudáfrica y Australia. La particularidad que lo distingue es que para dar capacidad de proceso a este monstruo, las instituciones australianas recurrirá al  crowdsourcing.

El objetivo de este proyecto de informática distribuida es que todo el que quiera pueda “prestar” parte de su pequeña capacidad de proceso para igualar a los superordenadores a un petaflop que se requier el corazón de este telescopio.

Para poner en marcha este proyecto, El centro internacional para la investigación radio astronómica (ICRAR por sus siglas en inglés), junto con iVEC van a recurrir un proceso de crowdsourcing utilizando una aplicación de computación ciudadana basada en la tecnología de código abierto y basada en la nube Nereus V. Esta aplicación, bautizada como ‘theskynet’ permite a la gente ajena al proyecto conectarse al flujo de datos para poder así ofrecer parte de su capacidad de computación personal.

En 2013, cuando el proyecto esté completo y funcionando, esta aplicación va a permitir al Pawsey Centre trabajar en cifras de petaflops. El objetivo es sumar hasta convertirse en el tercer superordenador más rápido del mundo, y quizá también la red número uno de cloud computing.

ska telescopio

Según PopSci, el SKA consta de una parabólica con 3.000 radios que se expanden a más de mil kilómetros hasta forma una superficie de un millón de metros cuadrados, o lo que es lo mismo, un kilómetro cuadrado.

No se trata del primer proyecto en el que se utiliza el crowdsourcing para poder gestionar una cantidad masiva de datos relacionados con la astronomía, una tarea que se trabaja de forma coordinada. Sobre todo teniendo en cuenta el intento de encontrar vida extraterrestre Seti@Home. O también los que trata de poner en marcha en territorio español Ibercivis.

Esta forma de trabajar, que generalmente requiere de la coordinación de instituciones públicas o semipúblicas con individualidades y empresa privada, es una forma de conseguir macroproyectos ahorrando costes. Tanto por los materiales que no se deben producir dos veces, como en el consumo de energía y de calor. En este caso, además, se tiene una oportunidad de calcular cuánta gente está dispuesta a colaborar en un proyecto científico, gracias a la descarga de esta aplicación. Contribuir al desarrollo de la ciencia no cuesta casi nada.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.