Cloud

La responsabilidad del cliente en un servicio cloud

El buen funcionamiento de los servicios de cloud computing se espera normalmente que dependa del proveedor. Sin embargo, el cliente también tiene un papel importante que jugar en el diseño de las prestaciones. Analizar cuándo tiene picos de consumo de recursos y comunicar esta información a la compañía de cloud es una de las tareas que le corresponde.

En una charla en el IBM Innovate 2011, el pasado junio, expertos en servicios en la nube señalaron la importancia que tiene el cliente en la seguridad del sistema. Poniendo de relieve el concepto ‘secure by design’, apuntaron que la confianza en terceros para que éstos almacenen sus datos, además de otras prestaciones, tiene que ir acompañado de algo más.

Un proveedor debería conocer qué uso dan sus clientes de los servicios de cloud para poder, en cada caso, realizar un diseño personalizado que centre sus esfuerzos protectores en las partes críticas de cada uno. Esta filosofía, aplicada al campo de la seguridad, tiene también beneficios referida al conjunto del sistema, en general.

La utilización de los recursos cloud, en la mayoría de las ocasiones, está basada en picos. Existen momentos donde la carga que soportan los servidores es máxima por parte de un cliente. Esto se produce en cortos periodos de tiempo y entremedias tanto el hardware como el software prácticamente no se usan.

Si todas las compañías que se valen de los servicios de un mismo proveedor demandaran las prestaciones máximas a la vez, los recursos en la nube se saturarían y no serían capaces de satisfacer la demanda. Por ello es importante en la medida de lo posible predecir la actividad de los distintos clientes para conocer cómo y cuándo se producen sus picos.

Para ello, el cliente debe poner de su parte, analizando su actividad y poniendo esta información en manos de su proveedor. Éste a su vez también realizará un estudio sobre las necesidades de cada una de las compañías que utilizan sus servicios. De esta forma, y cuanto más precisos sean los datos recogidos al respecto, más se podrá ajustar el funcionamiento de un sistema.

Como indica ZDNet UK, el coste de los servicios para los proveedores también está pendiente de ajustar necesidades y oferta. El ahorro de energía es otra de las ventajas de optimizar esta relación.

Sobre el autor de este artículo

Pablo G. Bejerano