Cloud

El respeto de la nube por el medioambiente

nube verdeEl cloud computing es una tecnología que de primeras representa un ahorro significativo de recursos para los clientes. Esto, aparte de la consiguiente reducción de gastos, lleva asociado otro beneficio al que no siempre se le presta atención: la disminución del impacto medioambiental. Aunque dentro de este mercado las compañías son respetuosas con el factor ecológico en distinto grado.

El llamado cloud computing verde apuesta por crear centros de datos lo más eficientes posible, con el objetivo de generar una tecnología respetuosa con el medioambiente. Esto es algo que ya está presente en la naturaleza de los sistemas en la nube, debido al ahorro de recursos y componentes que permiten de forma global.

Cuantos menos recursos se utilicen para dar servicio a una serie de empresas y usuarios, más se estará contribuyendo a beneficiar al medioambiente. Por ello, tanto el ahorro de hardware como la eficiencia energética son dos de las ventajas fundamentales que ofrece el cloud computing.

El propio Google ha defendido la eficiencia de la nube, poniendo de relieve que estos sistemas consumen mucho menos energía que los tradicionales. El gigante de Internet también cree que cuanto más grande es una compañía menos diferencia hay entre el consumo de un servicio de cloud y el de sus servidores.

Aunque entre los proveedores de servicios cloud también hay diferencias, ya que algunos contaminan más que otros. En un estudio que elaboró la ONG Greenpeace, basándose en criterios del tipo de energía usada, el emplazamiento de los centros de datos, la eficiencia y las acciones paliativas, Amazon y Apple aparecían como las corporaciones menos respetuosas con el medioambiente.

Sin embargo, Yahoo o Dell son dos de las compañías que obtuvieron mejor puntuación para Greenpeace. La mejor calificación en el terreno de las energías renovables la obtuvo Google, que se destacó en solitario sobre el resto.

En España, el centro de datos de Arsys obtuvo la calificación de ‘Excelente’ en Power Utilization Effectiveness, la herramienta estándar usada para medir la eficiencia energética en este tipo de instalaciones. Según explican desde la compañía, el consumo se ha reducido en un 20% con un nuevo data center, lo que supone 300.000 KWh ahorrados al mes.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.