Cloud

Una plataforma cloud para controlar el hogar digital

cisco smart router wifiCisco Systems ha presentado la plataforma basada en la nube Cisco Connect Cloud, que sirve para unificar y facilitar el control del router y por tanto de la conexión a Internet en el hogar o la oficina. Se trata de una interfaz accesible a través del navegador, que permite dar o retirar permisos de acceso a dispositivos, así como bloquear sitios o balancear el ancho de banda según las necesidades.

Para utilizar Cisco Connect Cloud es necesario disponer de un router Linksys Smart WiFi de la marca de la compañía. Tras darse de alta en el servicio web se puede acceder a una interfaz pensada para simplificar la gestión de la conexión a Internet.

La plataforma de Cisco permite ver el estado de la red, así como los dispositivos que están conectados a ella. De esta forma es posible desactivar desde cualquier parte, entrando en el servicio, la conexión de un determinado dispositivo. El control parental también permite restringir el acceso a páginas concretas o limitarlo por horas, así como por terminales.

La novedad que trae Cisco Connect Cloud es la posibilidad de manejar el interior del router y la red WiFi a distancia desde una interfaz accesible a todo el mundo, sin grandes conocimientos técnicos.

Dependiendo de las necesidades que el administrador de la red tenga en cada momento puede priorizar determinados dispositivos, como por ejemplo su televisión Smart TV, si está viendo un contenido por streaming para evitar que se corte. Pero también puede hacer lo propio con las diferentes aplicaciones que se utilicen, como Skype, Spotify o PlayStation Network, si alguien está jugando online.

Además de la gestión de la red propia, Cisco Connect Cloud puede también centralizar el control de otras conexiones, que una persona de confianza haya cedido al administrador.

Un ecosistema propio

La plataforma de Cisco tiene la ambición de llegar a convertirse en una especie de ecosistema de aplicaciones. Para ello ha publicado su API y ha ofrecido un SDK a los desarrolladores, a quienes ha instado a construir apps que conecten con el servicio web.

En estos momentos hay seis disponibles, pero hay otras en desarrollo. Se trata de aplicaciones Android, iOS, Windows Phone o de cualquier sistema operativo móvil. Con ellas se puede lograr gestionar el control parental a distancia, desde el móvil o manejar un dispositivo – como una cámara sincronizada por WiFi – remotamente.

Sobre el autor de este artículo

Pablo G. Bejerano