Cloud

De cómo las inundaciones de Tailandia afectarán a la nube

disco duro tailandia nubeLas inundaciones que tienen lugar en Tailandia desde hace meses han afectado enormemente al país. El cloud computing a nivel mundial también se podría ver perjudicado por este desastre natural. La clave está en un componente básico para los servidores que conforman la nube: los discos duros. Buena parte de su producción se encuentra en este estado asiático.

Tailandia se está viendo afectada por una estación de lluvias especialmente intensa. Los daños personales ya suman más de 500 muertos y más de 2 millones de damnificados. Las pérdidas materiales, aunque resulte frío centrarse en ellas, también son importantes y afectan directamente a la industria tecnológica.

El país asiático acumula una buena parte de la producción de discos duros. Se calcula que el 25% del total, mientras que el gigante del almacenamiento Western Digital cifra este porcentaje en un 40%.

En cualquier caso los discos duros con capacidad de 1TB ya se han encarecido un 180% en un solo mes. Según la firma analista IDC la producción de discos duros en Tailandia se podría reducir en un 25 ó un 40%, lo que supone una caída destacada.

¿Cómo se puede ver afectada la nube?

El almacenamiento es una parte central del cloud computing. De hecho muchas compañías de hosting ofrecen como principal servicio la capacidad de su plataforma. El desequilibro aparece cuando el país donde más discos duros se fabrican tiene problemas que reducen la producción e incrementan el precio de estos componentes.

Aunque aún no se sabe en qué medida, las más de 1.000 fábricas cerradas en Tailandia afectarán a la nube, que está compuesta de servidores cuya potencia depende de su capacidad de almacenamiento.

“No puedes hacer crecer y expandir Internet sin la expansión de los discos duros de almacenamiento. Aquí hay una gran cantidad de impactos que se ramifican y que han sido tenidos en cuenta de forma incompleta”, explica el vicepresidente de investigación en Gartner John Moore.

Compañías como Google o Facebook, que acumulan una inmensa cantidad de información en la nube e incrementan continuamente sus bases de datos, se podrían ver afectadas por este desequilibro en la producción de discos duros. Incluso Apple podría tener problemas con su recién estrenado servicio iCloud. Su CEO, TIM Cook, también señaló que la línea de productos de Macintosh también sufrirá las consecuencias.

Sobre el autor de este artículo

Pablo G. Bejerano