Cloud

IBM muestra sus cartas en ‘cloud computing’

IBM cloud computing Japón LotusLive
Escrito por Esther Macías

Antonio Lubrano, director general de Servicios Tecnológicos de IBM SPGI, y Cristina Caballé, directora ejecutiva de Cloud de IBM SPGI, desgranan la estrategia de IBM en la nube con con motivo de la celebración del evento ‘Cloud en acción’, celebrado hoy por la compañía en Madrid.

Cloud computing, el modelo de suministro de TI basado en la nube, ha atrapado a IBM. El Gigante Azul ha hecho un ingente esfuerzo en los últimos años para posicionarse como un peso pesado en un mercado que crecerá, según las estimaciones de Gartner, hasta los 250.000 millones de dólares en 2017 en todo el mundo. Las previsiones de negocio con cloud de la propia IBM son, en sí, elevadas. Desde la compañía aseguran que facturarán 7.000 millones de dólares en esta área en 2015. En 2013, el negocio de cloud de la compañía supuso unos ingresos de 4.400 millones de dólares, casi un 70% más que en 2012. “Desde el año 2007 IBM ha invertido unos 7.000 millones de dólares para crear una oferta cloud de valor. Esta cifra incluye desde la compra de 17 compañías, entre las que destaca Softlayer hasta la inversión para ampliar la red de centros de datos de cloud (1.200 millones de dólares); la creación del Grupo Watson (1.000 millones) que dispone de unos 2.000 expertos dedicados al desarrollo y comercialización de innovaciones cognitivas en cloud; y la creación del entorno de desarrollo de funcionalidades cloud Bluemix (1.000 millones). Además, hemos invertido unos 3.000 millones de dólares adicionales para desarrollar un nuevo chip que responda al desafío de cloud”, explicaba hoy a un grupo de periodistas Antonio Lubrano, director general de Servicios Tecnológicos de IBM SPGI, con motivo de la celebración del evento ‘Cloud en acción’, celebrado hoy por la compañía en Madrid.

 

Antonio Lubrano, director general de Servicios Tecnológicos de IBM SPGI.

Antonio Lubrano, director general de Servicios Tecnológicos de IBM SPGI.

 

Lubrano detalló el envite en cloud realizado en los últimos tiempos por el Big Blue que abarca las tres capas de cloud: la infraestructura como servicio o IaaS, fundamentalmente gracias a la compra de Softlayer (por la que pagó unos 2.000 millones de dólares en 2013) y la red de centros de la que ésta disponía y que IBM ha ido ampliando hasta llegar a los 40 próximamente; la plataforma como servicio o PaaS de mano de Bluemix, presentada el pasado mes de junio y que permite el desarrollo de aplicaciones que se ejecutan sobre la infraestructura de Softlayer y que es “perfecto para realizar pruebas y desarrollos de aplicaciones móviles”, según Lubrano, e “ideal para que las startups innoven”, añadió Cristina Caballé, directora ejecutiva de Cloud de IBM SPGI (no en vano la compañía ha lanzado la iniciativa Bluemix Garage dirigida a este tipo de compañías); y el elenco de soluciones de software como servicio o SaaS que ya dispone la compañía en la nube (más de 130) y que, recordó Caballé, “van desde soluciones de gestión de recursos humanos, hasta soluciones financieras, pasando por las de analítica empresarial, de atención al cliente, de ventas, de marketing, de compras, etc.”.

Whatsapp, Tumblr, Dropbox, Yelp, Fitbit, Samsung o Repsol son algunas de las compañías usuarias de la oferta cloud de IBM, cuyas funcionalidades se pueden contratar a través de un marketplace lanzado por la compañía el pasado mes de abril “y en el que hay más de 200 capacidades cloud no solo de IBM sino también de sus partners”, matizó Caballé.

SAP y Apple, dos acuerdos estratégicos

Lubrano se refirió también a dos acuerdos estratégicos firmados por la compañía con dos pesos pesados como Apple y SAP. Con la primera, recordó el portavoz, “Apple ha mostrado su voluntad de entrar en el mercado de la empresa de nuestra mano. Ambas compañías desarrollaremos más de cien aplicaciones para las empresas basadas en dispositivos de Apple. Además, ofreceremos los servicios que giran alrededor de estos dispositivos como es Apple Care y gestionaremos y suministraremos todos los terminales de Apple”.

En cuanto al acuerdo con SAP, anunciado hace unos días, Lubrano mostró su satisfacción ante el hecho de que el gigante de software empresarial haya elegido al Big Blue como “proveedor diferencial de su infraestructura”.

Cristina Caballé, directora ejecutiva de Cloud de IBM SPGI.

Cristina Caballé, directora ejecutiva de Cloud de IBM SPGI.

‘Cloud’, un “habilitador de la transformación”

Para Caballé no hay duda de que el modelo cloud será un “habilitador de la transformación que precisan realizar las organizaciones”, un cambio que pasa por “redefinir las empresas como si fueran un puzzle con diversos componentes”, añadió.

Pensar y diseñar una estrategia, construir la arquitectura adecuada, ejecutar la transformación y medir el éxito son, según Caballé, las cuatro fases por las que debe pasar toda organización que quiera dar el salto a la nube. Un salto que requiere por el camino la transformación de varios roles del área de TI, por ejemplo del propio CIO, “que se ve obligado a reinventar su departamento”.

Pero ¿está han dado este salto ya muchas empresas en España? “En los últimos meses la madurez de las empresas españolas en cloud ha avanzado mucho –afirmó Caballé–. Los clientes ya consideran cloud como la nueva norma en TI y lo más frecuente es que apuesten por un modelo híbrido”.

El miedo a la falta de seguridad en este nuevo modelo de suministro de TI y otras barreras que emergieron cuando surgió la nube son ya cosa del pasado, según Caballé: “Es más, cloud es una oportunidad para mejorar la seguridad en las áreas de TI, no un inhibidor”, concluyó la portavoz.

 

 

Sobre el autor de este artículo

Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.