Cloud

El ‘negocio cloud’ de IBM alcanza los 7.000 millones de dólares de facturación

IBM
Escrito por Elías Notario

El negocio de cloud computing de IBM alcanzó la meta de los 7.000 millones de dólares facturados en 2014, una muy buena cifra que la compañía no esperaba conseguir hasta 2015

Junto a Microsoft, SAP y demás, IBM es otra de las grandes tecnológicas que desde hace tiempo viene apostando muy fuerte por el negocio del cloud computing. Pues bien, según los últimos datos oficiales de facturación e ingresos proporcionados por la compañía, hoy podemos decir que en ese campo les va estupendamente bien.

Y es que, en palabras de Martin Schroete, director financiero de IBM, en 2014 la división de servicios cloud del Gigante Azul generó 7.000 millones de dólares de ingresos, una muy buena cifra que se habían marcado como uno de sus grandes objetivos a lograr, el cual no esperaban conseguir hasta el 2015.

Puesto el dato en perspectiva, suena todavía mejor, ya que al comparar la facturación conseguida en 2013 por la división de cloud computing con la que nos ocupa, tenemos que ha crecido nada más y nada menos que un 60%, y no precisamente porque el 2013 fuera malo (en 2013 el negocio cloud de la compañía ya creció casi un 70% respecto a 2012).

Eso sí, no todo es bueno, porque a nivel general la facturación y los ingresos netos siguieron cayendo. Poniendo el foco en esto, nos encontramos con que en el cuarto trimestre de su año fiscal 2014 facturaron 24.100 millones de dólares y obtuvieron 5.500 millones de dólares de ingresos netos, lo que suponen caídas del 12% y el 11% respectivamente al comparar los resultados con los del mismo periodo de hace un año.

Por otro lado, la tendencia también fue negativa en el conjunto del año. Concretamente cerraron el ejercicio con 92.800 millones de dólares de ingresos y 15.800 millones de dólares de ingresos netos, un 6% y 7% menos que los ingresos y los ingresos netos que cosecharon en 2013.

¿Significa lo visto que IBM está en problemas? No, simplemente se encuentran inmersos en una profunda transformación desde modelos que ahora flaquean (la venta de licencias de software por ejemplo) hacia otro más o menos nuevos que comienzan a despuntar (cloud computing o big data mismamente), lo que conlleva mucha inversión y por lo tanto reducción de los márgenes de beneficio hasta que alcancen un tamaño suficiente en los nuevos sectores como para suplir lo que generaban con los antiguos.

Es más, aunque los pronósticos de facturación y beneficios de IBM para 2015 tampoco son buenos, como veíamos al principio sí que están creciendo y rápido en el negocio del cloud computing, y también en el del análisis o lo móvil, y eso es lo verdaderamente importante, porque se tratan de sectores que crecerán mucho a medio y largo plazo y por ellos pasa su supervivencia.

Sobre el autor de este artículo

Elías Notario

Redactor especializado en tecnología e Internet, ahora por @eldiarioes y @ticbeat. Cofundador de la tienda online de regalos desdegaiaconamor.com