Cloud

Computación en nube de Google para batallar contra el autismo

autismo-nube
Escrito por Elías Notario

Google y la fundación Autism Speaks se han unido para lanzar una de las mayores bases de datos genéticas del mundo que contendrá 10.000 genomas completos y otros datos clínicos de niños con autismo y sus familiares directos

Google se ha convertido en una compañía de tales proporciones que la mayoría de sus usuarios y no usuarios no son conscientes de en cuántos segmentos diferentes operan. Por ejemplo, todos tenemos claro que mandan en la publicidad online con AdWords y AdSense, en el email con Gmail o en el mundo móvil con Android, pero pocos saben que también tienen presencia en el mundo de la investigación genética, campo en el que justo están a punto de dar un nuevo importante paso junto a Autism Speaks, una de las fundaciones de investigación del autismo más importante del globo.

“¿Y cuál será ese paso?” Pues nada más y nada menos que lanzar una de las mayores bases de datos genéticas del mundo a la que cualquier científico tendrá acceso que, para los que no sepáis de qué se tratan, podemos decir que son los bancos de datos en formato digital utilizados por los investigadores de los diversos proyectos genoma que hay en marcha en los que almacenan los enormes volúmenes de información generados en este tipo de proyectos de investigación científica del genoma de personas (que a su vez son los “mapas” del ADN de las personas, compuestos en el caso de humanos por aproximadamente entre 22.500 y 25.000 genes distintos).

Afinando más Autism Speaks y Google han firmado un acuerdo por el que los primeros entregarán a los segundos la secuenciación de 10.000 genomas completos y otros datos clínicos de niños con autismo y sus familiares directos (padres y hermanos) que los del buscador alojarán en sus infraestructuras en la nube, proporcionando también las aplicaciones web necesarias para analizar los datos alojados (en más o menos un año esperan tener listo un portal en el que centralizarán todas las herramientas de análisis gracias al que los investigadores podrán estudiar mucho mejor la información).

Llegados hasta aquí la pregunta obvia es por qué esta asociación entre Google y Autism Speaks. No existe una única razón ya que el unirse tiene varios beneficios para ambas partes; por la de Google hacer negocio -no ha trascendido nada sobre el acuerdo económico entre ambos pero sabemos que lo hay- y continuar incursionando en el cada vez más boyante mundo de la investigación genética; y por el de Autism Speaks y la comunidad científica a nivel mundial el asociarse con Google supone pasar a disponer de una potente infraestructura cloud en la que poder almacenar la ingente cantidad de información de los 10.000 genomas (un sólo genoma completa ocupa aproximadamente 100 GB) más la nueva que vaya surgiendo, y a su vez gracias a eso, junto a las herramientas que los del buscador les proporcionarán, la colaboración entre los investigadores del autismo será más fluida y los de las instituciones que no disponen de grandes sistemas informáticos la podrán aprovechar para desarrollar sus investigaciones sobre la materia.

En definitiva ambas partes esperan que el poner la información de los genomas en la nube, tratarla ahí y permitir el acceso remoto a ella posibilite conocer mejor cómo funciona el autismo y de lugar al desarrollo de nuevos tratamientos (la investigación genética relacionada con el autismo ya ha dado resultados importantes, por ejemplo el descubrir que no hay una sola forma de autismo sino muchas). Y ante esto, sólo una cosa nos queda por decir: que así sea.

Imagen: Shutterstock

Sobre el autor de este artículo

Elías Notario

Redactor especializado en tecnología e Internet, ahora por @eldiarioes y @ticbeat. Cofundador de la tienda online de regalos desdegaiaconamor.com