Cloud

¿Cómo ven la nube los usuarios más entusiastas y los más reticentes?

644335254_785bda414a_o
Escrito por Marcos Merino

La nube cuenta con usuarios entusiastas de esta tecnología (como la generación ‘millennial’), y los que han mostrado más cautela a la hora de adoptarla (como las instituciones financieras). ¿Cómo han evolucionado sus actitudes?

Desde que se introdujo el cloud computing en la vida diaria de los usuarios, éstos se han dividido entre entusiastas early adopters que han apostado sin ambages por esta tecnología, y aquellos individuos y organizaciones que han mostrado más cautela a la hora de adoptarla, siendo los millennials y las instituciones financieras los ejemplos más representativos de cada una de ambas posturas.

Generación ‘millennial’: comprensión innata de la nube

Las funcionalidades inherentes al cloud computing se encuentran firmemente alineadas con el espíritu de la generación millennial, que enfatiza la participación, el intercambio de información y el espíritu emprendedor por encima de valores más relevantes para generaciones anteriores. Para dicha generación, esta tecnología constituye una parte integral de su vida cotidiana: como sostiene Emily Liddle (consultora de Aasonn Strategy), incluso los millennials que desconocen el propio concepto de cloud computing o su definición, en su faceta de usuarios de la tecnología confían en poder acceder a la información en todo momento y desde cualquier dispositivo, y están dotados de una comprensión innata de su utilidad, al haber interactuado con ordenadores toda su vida y haber crecido en un contexto de rápida evolución de Internet y los dispositivos móviles.

“Con muchas organizaciones implementando políticas BYOD (siglas de “Trae tu propio dispositivo”), el uso de soluciones en la nube para uso personal no hará sino aumentar: los empleados, especialmente los millennials, tienen una relación íntima con su propio dispositivo y prefieren utilizarlos antes que aquellos que les proporciona su empleador. Con las aplicaciones en la nube accesibles a través de dispositivos móviles personales gracias a la tendencia BYOD, la difusión de dichas aplicaciones en experiencias no-vinculada al trabajo será cada vez mayor”.

Compañías financieras: derribando reticencias

No hace tanto que el uso de soluciones basadas en la nube dentro del entorno bancario se resumía a Gmail y algunas pocas aplicaciones web de similar calibre, al margen de su tradicional tendencia a adoptar enfoques conservadores en la adopción de nuevas tecnologías, los bancos tenían serias y legítimas dudas sobre la seguridad de los servicios radicados en la nube. Y si bien las circunstancias han cambiado notablemente, aún queda un camino por recorrer, según indican las conclusiones de la última encuesta anual de Computer Services Inc.

Según ésta más del 60% de los encuestados se calificaron a sí mismos como “conocedores” o “muy conocedores” de la tecnología cloud. Pero el estudio sugiere que el conocimiento de estos servicios radica especialmente en los ejecutivos responsables de los aspectos más tecnológicos del negocio, pero que el resto de ellos podrían necesitar una mayor formación sobre el uso de la nube.

Además, se apreció un fuerte descenso en el número de entidades que indicaron que no contaban con recursos dedicados a la implantación de la nube: del 51,2% en 2012 al 21,1% en 2014. Esto indicaría que el conocimiento y aceptación de los servicios cloud está creciendo en el sector y, lo que es aún más importante, que aquellas instituciones financieras que en origen tantearon tímidamente el terreno de la nube están portando cada vez más servicios a la misma porque se encuentran a gusto con esta tecnología.

Por último, la seguridad se mantiene en la cima de las preocupaciones de las instituciones financieras con respecto a la nube, pero en un año se han reducido de un 75,2% a un 58,1%. Otra preocupación relevante, la de la pérdida de control, se ha reducido más de un 6% en 2014, hasta el 42,7%.

Imagen | Karin Dalziel

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.