Cloud

El cloud multiplica la competitividad de las empresas – entrevista

arsys cloudPublirreportaje – La directora comercial de Arsys Nieves Franco habla con TICbeat sobre cloud computing y los beneficios que esta tecnología puede aportar a las empresas, como la flexibilidad y  el ahorro de costes. Según sus previsiones, en cinco o diez años “todas las empresas utilizarán cloud de igual modo que adoptaron el correo electrónico o el PC”.

Para saber más de cloud entrevistamos a Nieves Franco. La directora comercial de Arsys, que nos aclara algunos aspectos, como que la nube “es incluso más segura que un entorno tradicional” y que la tecnología cloud produce un efecto multiplicador de la competitividad de las empresas.

nieves francoPregunta: ¿Qué aporta el cloud computing a las TIC actualmente?

Respuesta: El cloud computing materializa la idea de tener la tecnología que necesitamos cuando la necesitamos; nos lleva a preguntarnos qué queremos hacer con la tecnología y no qué tecnología tenemos que emplear parar conseguir lo que queremos hacemos hacer. Muchas empresas, incluso los particulares, ya lo utilizan desde hace años, aunque hasta ahora no lo hayan denominado así, ya que el correo electrónico o los editores online de páginas web se basan en estas premisas del cloud. Se trata de concebir la tecnología como servicio y esta es una ventaja al alcance de cualquier empresa, independientemente de su tamaño y sector.

P: ¿Cuáles son las principales ventajas de cloud computing?

R: Las principales ventajas de cloud computing radican en la rapidez y facilidad de implantación y gestión, la flexibilidad, el ahorro de costes, prestaciones técnicas, capacidad de escalabilidad, de forma que estas puedan adaptarse instantáneamente a las necesidades específicas que una compañía pueda tener en un momento determinado, ante un pico de trabajo, sin depender de adquisiciones de servidores o de licencias de software. Esto genera una mayor agilidad en la toma de decisiones empresariales y, consecuentemente, una mayor competitividad de las empresas

P: ¿Para qué tipo de empresas es especialmente recomendable la adopción del modelo cloud?

R: La tecnología cloud ofrece soluciones a medida, independientemente del tamaño de la empresa y de las necesidades tecnológicas, pues permite un uso que saque el máximo partido a las TIC. La nube no es sólo almacenamiento online, es capacidad de computación en su más amplio concepto y hoy en día la capacidad de computación es algo imprescindible. Por ejemplo, las empresas normalmente demandarán soluciones de infraestructura cloud, como CloudBuilder, para desplegar sus infraestructuras virtuales de hardware y software en la Nube. Por su parte, los particulares y pymes optan soluciones cloud para creación de páginas web (WebMaker) o de comercio electrónico (Tienda Online).

P: ¿Qué ahorro puede suponer para una empresa la utilización del cloud computing?

R: El cloud computing puede reducir la inversión en infraestructura IT hasta en un 73%, pero más que el ahorro en sí mismo, lo más destacable es su efecto multiplicador en la competitividad de las empresas. Una empresa subida a la nube es más productiva porque puede centrarse en su negocio, sin preocuparse por los recursos informáticos que necesita, ya que hoy en día casi toda la operativa TIC de una empresa es susceptible de pasarse a cloud  con total seguridad y disponibilidad.

P: ¿Qué factores debe tener en cuenta la empresa a la hora de escoger a su proveedor cloud?

R: En la externalización de servicios, la confianza es la clave y esto pasa por muchos factores: infraestructura tecnológica; una solución versátil, potente y fácil de utilizar para el cliente final; partners internacionales de primer nivel; atención al cliente 24×7; experiencia y solvencia empresarial; ubicación física de los centros de datos para garantizar el cumplimiento de las normativas de protección de datos….

Uno de los aspectos que deben valorarse es el grado de asesoramiento y los niveles de atención al cliente y soporte técnico. El cliente quiere hacer realidad un proyecto tecnológico y  esto no consiste sólo en poner en marcha un servidor. Esto sólo se puede conseguir mediante un nivel de soporte experimentado y profesional que permita que cliente encuentre la solución IT que responda a sus necesidades en distintos aspectos: migración, optimización de rendimiento, diseño de arquitecturas, etc.

P: ¿Cuáles son los principales servicios que ofrece Arsys en materia de cloud computing?

R: Arsys cuenta con todo tipo de soluciones cloud computing para todo tipo de perfiles de clientes porque somos expertos en llevar a cualquier empresa a la nube, independientemente de su tamaño, sector de actividad y necesidad. Para las compañías que requieren una solución de infraestructura cloud, tenemos también distintas soluciones: CloudBuilder para desplegar sus infraestructuras virtuales de hardware y software en cloud, CloudPC para alojar sus puestos de trabajo en la Nube, CloudStorage para almacenamiento masivo, además de los servicios de Hosting Gestionado, que suelen estar basados en  servicios Cloud por su mayor eficiencia aunque también se ofrecen soluciones basadas entornos tradicionales. Por otro lado, para pymes y profesionales tenemos aplicaciones cloud (SaaS), como WebMaker, de Comercio Electrónico y Disco Duro Online, para crear una página web, vender  online y almacenar los datos fácilmente.

cloudbuilder

Interfaz de la solución CloudBuilder de Arsys

P: ¿Qué significan para la nube otras tecnologías en auge como Big Data, los dispositivos móviles o las redes sociales?

R: Todas esas tendencias hablan de de un nuevo uso de la tecnología más eficiente y más adaptada a nuestras necesidades, al uso que hacemos de la tecnología. Hablan de cloud computing…  El cloud no es una bruma que se desplaza sin sentido; es una realidad que se materializa en los centros de datos de proveedores como Arsys, que cuentan con una infraestructura y unos recursos y los pone a disposición de sus clientes. El usuario los utiliza de manera más transparente, más sencilla, más eficiente, pero los datos siguen estando en una plataforma tecnológica, sólo que el usuario final no se da cuenta de sus complejidades técnicas y  sólo tiene que utilizar el servicio que necesita.

El cloud está detrás de todas esas tendencias: las empresas almacenan y gestionan sus datos sobre una solución de hardware y software en la nube de un proveedor, porque difícilmente puede amortizar un centro de datos propio para procesar y guardar los datos con seguridad. Y sólo podemos consultar el email o una página web desde un dispositivo móvil o actualizar una red social si esta está alojada con un proveedor que la pone a disposición de los internautas 24×7.

P: La adopción de servicios de almacenamiento en la nube para uso personal está creciendo mucho últimamente. ¿Se podría extender este crecimiento en el mercado de consumo para otras aplicaciones?

R: Se tiende a asociar demasiado el cloud computing con el almacenamiento, pero la nube es más, mucho más que almacenamiento. El cloud computing significa que cualquier recurso IT (capacidad de computación y también de almacenamiento…) ya no se procesa  en un ordenador en local, se procesa en una plataforma cloud de un centro de datos y el usuario utiliza la tecnología de manera transparente, sin tener que preocuparse por la infraestructura  que hay debajo.

Esta manera de consumir la tecnología como un servicio se está extendiendo ya a cualquier recurso IT y está creciendo de manera exponencial.  Nuestra solución CloudBuilder lleva a la nube los servidores de las empresas y nuestra solución CloudPC lleva a la nube los puestos de trabajo de sus empleados. Por su parte,  WebMaker y Tienda Online llevan a la nube los programas y la capacidad informática que necesitan un comercio electrónico o una página web.

P: Se habla mucho de la seguridad y el cloud computing, ¿pero qué se puede hacer para que el usuario se sienta totalmente seguro de tener a buen recaudo su información?

R: Tecnológicamente, el cloud computing es incluso más seguro que un entorno tradicional, ya que no se depende de un único servidor, sino que la información está alojada en una plataforma de alta disponibilidad en las instalaciones de los proveedores, que cuentan con sistemas de detección de intrusos, monitorización 24×7, redundancia de  conectividad, suministro eléctrico y climatización, avanzados otros sistemas de seguridad física, lógica y perimetral, políticas de backup y recuperación de datos…  Eso no se lo puede permitir ningún particular y resulta difícilmente amortizable por una empresa que no sea un proveedor.

Los usuarios tienen que ser conscientes de eso y también de que tienen derecho a elegir su proveedor, a preguntar dónde están físicamente sus datos (por el cumplimiento de la normativa española de protección de datos), saber si su proveedor utiliza primeras marcas en su hardware y qué medidas de seguridad tiene, contar con un servicio de atención al cliente 24×7… Cualquier usuario tiene que ser consciente de eso para poner a buen recaudo la información y, especialmente, las empresas.

En muchos casos se habla de que el cloud no es seguro, pero esa falsa percepción no tiene en cuenta al usuario, que ha decidido usar la tecnología y también ha decidido lo que es importante desde la perspectiva de seguridad y lo que no. Por ejemplo, hay personas que utilizan un correo electrónico gratuito para enviarse documentación confidencial de su trabajo que le permita seguir trabajando desde casa, aunque no sepa dónde está alojada esa información, o que cuelgan “algo” profesional en su  red social favorita o cuando actualizan su currículum o ponen una foto suya. Y en estos casos, pocos usuarios se plantean dónde están esos datos ni si están suficientemente protegidos o no.

P: ¿Cómo ve el sector del cloud computing en cinco años?

R: De lo que no cabe duda es que dentro de cinco o diez años todas las empresas utilizarán cloud, de igual modo que adoptaron el correo electrónico o el PC en el pasado. Esta transición se hará a corto plazo porque es la mejor manera de que las empresas refuercen su competitividad y esta es una prioridad para cualquier empresa hoy en día. En estos momentos, nos encontramos en un proceso de transición, estamos pasando de la mentalidad tradicional del mercado tecnológico (una máquina) a concebir la tecnología como un servicio. Según datos del sector, en EE UU la tecnología cloud ha supuesto para las administraciones públicas reducciones de costes de hasta el 80%, contra esta realidad no se puede luchar. La empresa que no quiera usar cloud en tres años, va a tener problemas para poder competir y garantizar su futuro.

servidores

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.