Cloud

Claves para elegir un disco duro online

Escrito por Redacción TICbeat

La mayor flexibilidad que aportan los discos duros online frente a los tradicionales y la posibilidad de acceder a la información en cualquier momento vía Internet son algunas de sus grandes bazas. He aquí las claves para acertar con la elección.

En un momento en el que los datos que los usuarios precisan almacenar se incrementan exponencialmente y en el que, además, lo que éstos demandan es poder acceder a dicha información desde cualquier lugar y dispositivo, no sorprende ver el auge que están teniendo los servicios de almacenamiento en la nube y, concretamente, los llamados discos duros online.

Éstos ofrecen un espacio seguro y flexible para cualquier empresa o profesional que necesite guardar sus documentos e información, garantizando su acceso en todo momento contando simplemente con una conexión a Internet.

Estos discos duros online pueden configurarse distintos perfiles de usuarios y con diversos permisos, porque, explican desde Arsys, empresa experta en cloud computing, “normalmente hay personas que sólo tienen que consultar la información y otros que deben editarla”.

Además, la gran ventaja de este servicio es que no precisa de ningún soporte físico adicional (ni memorias USB ni discos duros portátiles), lo que garantiza la seguridad y una privacidad a la hora de guardar y compartir datos relevantes.

Incluso son cómodos a la hora de compartir archivos de forma segura, ya que, indican los expertos de la firma, “se pueden proteger con contraseña, en un entorno más seguro que un dispositivo físico, ya que los datos se almacenan encriptados en las instalaciones de un proveedor como Arsys que cuenta con todos los recursos de seguridad precisos como personal 24×7, antivirus, sistemas anti-intrusos…”.

La flexibilidad de poder ampliar o reducir la capacidad que se necesita cuando se necesita es otra de sus principales ventajas frente a los discos duros tradicionales.

¿Cómo acertar con la elección?

Son varios los aspectos que el usuario de un disco duro online debe valorar antes de elegir el proveedor. En cuanto a las especificaciones técnicas del servicio, hay que analizar cuál es su flexibilidad y capacidad de almacenamiento, dónde se almacena la información exactamente, si las comunicaciones para la descarga se hacen de forma segura, si tiene acceso mediante WebDav para que acceder como un disco duro más de nuestro ordenador y desde cualquier dispositivo, si hay sistemas para compartir archivos por contraseña o perfiles de usuarios, si el servicio cuenta con una buena conectividad para subir y descargar los datos rápidamente…

En el caso del usuario profesional o de empresa, matizan desde Arsys, la elección del proveedor cloud es clave, tanto si se trata de almacenamiento o de cualquier otro tipo de solución basada en la nube (de infraestructura, plataforma o software). “Para esto –afirman las fuentes consultadas– hay que saber si el proveedor cuenta con su propia infraestructura  y tecnología, si tiene servicio de atención al cliente y a través de qué canales, dónde están ubicados físicamente para facilitar el imprescindible cumplimiento de la normativa de protección de datos… Hay que tener en cuenta que una empresa deposita los datos de negocio en las instalaciones de proveedor y eso requiere una total confianza entre ambos”.

El miedo al riesgo de la pérdida de datos

Uno de los miedos de los usuarios antes de utilizar este tipo de servicios es la posible pérdida de los datos. ¿Cómo puede solventarse esta barrera? “Si lo piensas con detenimiento, este es un temor completamente infundado, propio del paso del producto (un dispositivo) al servicio (la capacidad) –aseveran desde Arsys–. Los datos almacenados en un disco duro online están siempre disponibles y no se estropean o pierden como puede pasar como una memoria USB o un disco duro. La información se almacena en los centros de datos de los proveedores como nosotros, que cuentan con las más estrictas medidas de seguridad (física, informática, de conectividad…), en plataformas basadas en tecnologías cloud computing para que no dependan de una única máquina, cuentan con personal 24×7, los sistemas se monitorizan constantemente, copias de seguridad…”.

En definitiva, cualquier riesgo que se crea que existe al hablar de una solución cloud, se debe más al tipo de servicio y proveedor que el usuario elija que al concepto de la nube en sí, que, a la hora de la verdad, es más seguro y cómodo porque ya no hay dependencia de un dispositivo físico.

Eso sí, para que esta seguridad sea máxima, el usuario de un disco duro online debe elegir, como es lógico, una contraseña segura y no compartirla, ya que para eso existe la posibilidad de compartir archivos (y hacerlo con contraseña o sin ella), los perfiles de usuarios, etc.

La nube, una tendencia al alza

Lo que está claro es que el almacenamiento en la nube es una tendencia que cada vez utilizan más usuarios. Además de la comodidad de acceder de forma flexible a la información sin depender de dispositivo físico, es una forma más económica, ya que el usuario sólo paga por la capacidad que contrata y necesita, no por un excedente de GB que no va a consumir a corto plazo, y con una tecnología práctica a la hora de compartir archivos.

Eso sí, recuerdan desde Arsys, cuando hablamos de empresas con grandes necesidades de almacenamiento, “la solución idónea, más que los discos duros online, son soluciones como CloudStorage que se integran con los sistemas IT de las empresas y que, entre otras funcionalidades, permiten configurar políticas de copia de seguridad más fácilmente que en un entorno local”.

Foto cc Elif Ayiter

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.