Cloud

Calefacción gratis instalando servidores cloud en casa

qarnot
Escrito por Marcos Merino

Un nuevo concepto denominado “horno de datos” puede ser la solución para rebajar el precio de la calefacción y los costes de mantenimiento de servidores cloud.

En 2011, la división de I+D de Microsoft (Microsoft Research) publicó un documento titulado “The Data Furnace: Heating Up with Cloud Computing” (‘El horno de datos: calefacción mediante el cloud computing’) planteando un idea a primera vista extravagante pero, en el fondo, lógica (y comercialmente viable): instalar servidores de cloud computing en hogares y oficinas para proporcionar, gracias a los mismos y a bajo costo, calefacción eficiente y agua caliente. Así, el consumidor ganaría obteniendo calefacción gratuita, y las compañías de cloud computing evitarían así tener que construir y mantener centros de datos de gran tamaño. El concepto de “horno de datos” se ha revelado como un magnífico win-win, y varias compañías se han lazado a implementarlo:

Cloud&Heat

Cloud&Heat (esto es, ‘Nube y Calor’) es una compañía alemana que ha empezado a ofrecer ‘calentadores-nube distribuidos’, unos grandes armarios metálicos con aislamiento dotados de acceso al depósito de agua de las casas y repletos de discos duros y algunos ventiladores. La idea es poder comprar e instalar uno de estos armarios por casi el mismo precio que un sistema de calefacción tradicional, conectándolo a nuestro suministro de agua, electricidad (3 fases de 400v) e Internet (mínimo 50 Mbit/s). Cloud&Heat nos paga por la conexión y la electricidad necesarios para garantizar el funcionamiento de los servidores cloud (y se hace cargo del mantenimiento y responsabilidad por los servidores durante un total de 15 años), y nosotros obtenemos de manera gratuita aire y agua caliente.

Esta estrategia le evita a Cloud&Heat tener que preocuparse por la mayor parte de los costes en infraestructuras normalmente asociados a los centros de datos. También obtiene de este modo acceso a una red muy bien distribuida, lo que ayuda a aislar al conjunto de servidores de ciertos problemas de hardware y software. Además, contra lo que pudiera parecer, la seguridad no es ningún problema: los armarios están bloqueados, los discos duros cifrado, y los datos se almacenan de forma redundante.

Qarnot

Qarnot es otra compañía (en este caso, francesa) que está llevando a cabo una idea similar, pero más centrada en dotar de calefacción a una única habitación con procesadores de alto rendimiento. Su dispositivo se denomina Q.rad y consiste en un radiador eléctrico con una potencia de calor directamente proporcional a la cantidad de datos que esté tratando de procesar. Una vez instalado en nuestra casa, Q.rad nos proporciona calor siempre que lo necesitemos, ya sea proporcionando su capacidad de procesamiento a los clientes de Qarnot, ya sea donando ciclos de computación a los proyectos de investigación del proyecto BOINC, cuando la demanda sea baja. Al igual que en el caso de Cloud&Heat, Qarnot cubre los costos de la electricidad, lo que le compensa los gastos en mantenimiento de infraestructuras.

Conclusiones

Tanto Cloud&Heat como Qarnot se encuentran en las primeras etapas de ejecución de este novedoso concepto, y aún tardaremos un par de años en poder evaluar si estos “hornos de datos” son sustitutos viables tanto para los sistemas de calefacción tradicionales como para los centros de datos.

Vía | IEEE Spectrum

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.

  • beta__60

    Y en verano?

  • federico garcia lorca

    en verano te cagas de calor