Big Data

PictoConnection : Big Data contra los problemas de comunicación

Escrito por Marcos Merino

“No podrás encontrar dos PictoConnection iguales, porque adaptamos el panel de comunicación en base a las necesidades del usuario”.

Según datos del INE, más de 11,5 millones de personas en el mundo no pueden comunicarse por diferentes causas. A esta problemática responde la creación de PictoConnection, una startup española que ha desarrollado un software homónimo de comunicación inteligente, accesible en formato app y web, y dirigido a personas que por una enfermedad neurológica, un accidente o un trastorno del habla no son capaces de comunicarse con otros o no lo pueden hacer de manera efectiva.

Neuropsicología y Big Data

A través de un análisis neuropsicológico se autogenera para cada usuario una herramienta acorde a sus necesidades. La herramienta no sólo tiene en cuenta la patología o enfermedad que el usuario tiene, por ejemplo, autismo, parálisis cerebral o ictus, sino que además tiene en cuenta cada una de las necesidades específicas que desencadena cada uno de estos problemas: deficiencia visual, epilepsia, bajo nivel cognitivo, hipoacusia, hipercusia …Usando diferentes formatos como vídeo, texto, audio, pictogramas o imágenes reales, se crean los recursos que la app lee en voz alta al presionar en ellos, consiguiendo que el usuario pueda comunicarse de manera efectiva y autónoma. Tal y como nos cuenta su fundadora, Meritxell Molina, “no podrás encontrar dos PictoConnection iguales, porque adaptamos el panel de comunicación en base a las necesidades del usuario”.

Meritxell explica igualmente el papel que juega el Big Data en el funcionamiento de PictoConnection: “Tenemos una gran cantidad de usuarios, y cada uno de ellos tiene una ‘especialidades’ que necesitamos estudiar a partir de un análisis de macrodatos. Dentro del autismo, por ejemplo, hay muchas personas con rangos, edades y problemas distintos, y el análisis de datos nos sirve para detectar patrones comunes en personas con patologías similares, y a partir de ahí realizar nuevas adaptaciones. Lo que hacemos es aprender del comportamiento del usuario para hacer el motor cada vez más inteligente, y poder adaptarlo cada vez mejor a él”.

La historia de PictoConnection (y su futuro cercano)

“Yo tenía un tío con esquizofrenia”, nos explica, “una enfermedad que no produce problemas de comunicación pero sí obliga a tomar tratamientos muy fuertes que en su caso le fueron haciendo perder progresivamente el habla. Y convivir con alguien que sufría este problema me hizo estudiar psicología y trabajar en este campo”. En ese momento se dio cuenta de lo poco adecuadas que resultaban las herramientas existentes para tratar un amplio espectro de problemas de habla: “Yo no quería crear una empresa, sino hallar una solución, pero al no encontrarla me vino a la cabeza la idea de PictoConnection”.

Ahora, esta empresa que no quería crear, tiene una plataforma en el mercado, accesible vía web, Android y IOS, y disponible en los idiomas castellano, catalán e inglés. Por ahora, el grueso de sus 900 usuarios activos se encuentra en España, aunque ya les empiezan a llegar los primeros clientes británicos y latinoamericanos.

Por otra parte, se avecinan novedades para PictoConnection a la vuelta del verano: “Para nosotros es importante testear a través de convenios con centros e instituciones científicas. En septiembre lanzaremos nuevas funcionalidades como, por ejemplo, una función de ‘barrido’, consistente en que una persona que tenga un problema de movilidad y no pueda acceder a una tableta u ordenador, podrá acceder a nuestro software a través de un conmutador externo que accione a través de cualquier parte de su cuerpo que pueda mover”.

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Diseñador web y docente de educación no formal, imparte cursos de informática en el medio rural porque las brechas están para cerrarlas. Desde que le nombraron director de la revista de su colegio, no ha dejado de escribir.