Big Data

El papel de la tecnología en la lucha contra el ébola

ebola
Escrito por Marcos Merino

África sufre la mayor epidemia de ébola de la Historia, con más de 720 muertos. Pero la tecnología puede tener un papel fundamental en la lucha contra la misma.

El África Occidental (más concretamente Sierra Leona, Guinea, Liberia y -desde hace unos días- Nigeria) está sufriendo a día de hoy la mayor epidemia de ébola (una enfermedad sin cura ni vacuna) de la que se tiene constancia, con más de 720 muertos y unos 1300 infectados. Todo ello en zonas en la que la proporción médico / pacientes puede llegar a ser de 1 por cada 10.000.

En este contexto, numerosos médicos -dentro y fuera de los países afectados- han empezado a pedir un uso más intensivo de las tecnologías emergentes en la lucha por frenar el brote. Como se recogía en un artículo publicado por The Lancet y firmado por cuatro investigadores del Mercy Hospital de Bo (Sierra Leona), “las nuevas tecnologías puede ayudar a los sistemas de alerta temprana, a dar respuesta a los brotes, y a coordinar la comunicación entre los profesionales de la salud, la vida silvestre y los profesionales veterinarios. Nuestro laboratorio y otros en esta región han demostrado que los sistemas rutinarios de vigilancia sindrómica pueden ser diseñados para depender de los teléfonos móviles que han llegado a ser omnipresentes en África Occidental”. Recordemos que en los próximos 5 años, la tasa de crecimiento del uso de Internet móvil en el continente se multiplicará por 20 (el doble de la tasa de crecimiento global). Y como ya os contamos en TICbeat, la combinación de la popularización de los teléfonos móviles y del uso del Big Data puede ser extraordinariamente útil en la lucha contra las enfermedades y los efectos de las catástrofes humanitarias.

Supercomputadora Watson

A principios de este año, IBM anunciaba la puesta en marcha de una iniciativa a 10 años vista con el objetivo de usar su supercomputadora Watson para impulsar el desarrollo económico y social de África. El llamado ‘Proyecto Lucy’ supondrá una inversión de 100 millones de dólares por parte de IBM: “El continente afronta retos como el crecimiento de la población, la escasez de agua y cultivos, y enfermedades que dificultan el crecimiento”, afirmaba entonces Kamal Bhattacharya, director de la unidad de investigación de IBM en África.

Para ayudar a solventarlo, IBM establecerá el CEDD (Centro de Excelencia para el Desarrollo de Datos) como un ecosistema de negocio panafricano alrededor de la tecnología de Watson. Igualmente, “El CEDD recogerá conocimiento enciclopédico sobre enfermedades tradicionales y no tradicionales de África. Con acceso a la inteligencia cognitiva de Watson, los médicos, enfermeros y trabajadores de campo podrán tener ayuda para diagnosticar enfermedades e identificar el mejor tratamiento para cada paciente específico. (…) Los trabajadores sanitarios podrían “alimentar” a Watson con datos e información que recaban durante su trabajo, contribuyendo a mejorar las habilidades de esta tecnología”. En el momento en que IBM lanzó su comunicado, el brote de ébola aún no se había declarado, pero parece obvio que a partir de ahora éste será uno de los temas más acuciantes que deberá abordar Watson en el campo de la salud.

Otras tecnologías

The Guardian se hacía eco a principios del mes pasado de otras dos tecnologías que pueden ayudar en la lucha contra epidemias:

  • Investigadores de Burkina Faso analizan información por satélite para rastrear las tormentas de polvo del Sahara y su conexión con la meningitis (una enfermedad que se transmite por el aire, y cuyos contagios aumentan en condiciones de exceso de polvo en el ambiente).
  • Los SMS se están usando en labores de educación para la salud: “Es un medio muy útil para disipar mitos y ayudar a cambiar actitudes, y lo hemos estado usando mucho en las zonas urbanas”, según declaraba Fiona McLysaght, directora de la ONG Concern (de Sierra Leona), al diario británico.

Imagen | Médicos sin Fronteras

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.