Big Data

‘Moneyball’ aplicado a los negocios

moneyball
Escrito por Marcos Merino

Una tarjeta cuantifica múltiples factores del rendimiento de los empleados, lo que posteriormente sirve para optimizar dinámicas y espacios de trabajo.

La película Moneyball (estrenada en 2011 y basada en un libro de Michael Lewis) narraba cómo un equipo de béisbol en decadencia y sometido a graves limitaciones financieras se convertía en un conjunto competitivo gracias a fichajes heterodoxos motivados por el uso de herramientas analíticas.

Ahora, hay quien trata de aplicar una metodología similar a la política de recursos humanos de las empresas: Sociometric Solutions, una spin-off del MIT, están desarrollando un sistema al que denominan “Moneyball para negocios”, que utiliza tarjetas de identificación dotadas de sensores y herramientas analíticas para realizar un seguimiento de la actuación de los empleados, proporcionando información que pueda aumentar su productividad. “Moneyball hablaba de cuantificar el rendimiento, y usar esos datos para construir un equipo de béisbol. Pero ¿Y si yo pudiera decir ‘Así es como hay que hablar con los clientes, así es como los trabajadores deben colaborar entre sí, y éstas son los cosas que generan más ventas y satisfacción en el trabajo?’. Podríamos usar esos datos para aumentar el rendimiento y para ayudar a establecer un ambiente donde todo el mundo pueda tener éxito.”

El sistema de Sociometric Solutions es el resultado de años de investigación realizada en el seno del MIT y se basa en el uso de tarjetas de identificación equipadas con sensores Bluetooth destinadas a rastrear la ubicación y trayectoria de los empleados que las portan. Otros sensores incluidos recogen datos capaces de indicar si el empleado se ha detenido a conversar, o de detectar sus episodios de descanso y actividad a través de un acelerómetro. Incluye también un micrófono integrado capaz de recoger la frecuencia con que un individuo habla, y el tono de voz y volumen con que lo hace (aunque no graba conversaciones propiamente dichas). Los datos de las tarjetas se recopilan y suben a la nube: los empleados tienen acceso a sus datos personales, pero la empresa sólo puede acceder a datos agregados y anónimos, y a los patrones y tendencias que éstos muestran. Combinando estos datos con encuestas y entrevistas, Sociometric es capaz de identificar las áreas y espacios de la empresa sobre los que actuar para crear oficinas más productivas.

Esto ha servido para detectar empresas en las que, por ejemplo, los empleados que almorzaban en mesas grandes (de 12 personas) mostraban mejor rendimiento y menos estrés que las que comían en mesas más pequeñas. El secreto era que las mesas grandes facilitaban las creación de grandes redes en las que todo el mundo sabía en qué trabajaban los demás, permitiendo la posibilidad de transmitir a las personas adecuadas las preguntas e inquietudes.

Vía | MIT News

Imagen | IntelFreePress

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.