Big Data

Los beneficios económicos y las ventajas competitivas del ‘Big Data’ llegan a la pyme

big-data
Escrito por Autor Invitado

El Big Data se ha relacionado tradicionalmente con el mundo de la gran empresa, pero cada vez son más las pequeñas y medianas empresas que implementan proyectos de este tipo conscientes de loos grandes beneficios y ventajas que les puede aportar para ser más competitivos en la era digital.

El Big Data se ha relacionado tradicionalmente con el mundo de la gran empresa. La analítica avanzada, el Data Science y el Real Time Decision son conceptos que suelen aplicarse en sectores que son intensivos con clientes. Sin embargo, cada vez son más las pequeñas y medianas empresas que implementan proyectos de Big Data conscientes de los grandes beneficios y ventajas que les puede aportar para ser más competitivos en la era digital.

A la hora de abordar un proyecto de Big Data, primero hay que tener en cuenta que la pyme tiene unos procesos de entrega, un discurso y unos medios comerciales diferentes a la gran empresa, y sobre todo, unos presupuestos mucho más reducidos. Estas limitaciones no deben suponer una barrera infranqueable, ya que se puede comenzar con proyectos piloto que no requieran grandes inversiones y en los que se puede comprobar el impacto que tienen en la cuenta de resultados y, por tanto, decidir qué invertir en función del retorno obtenido. En cualquier caso, se puede establecer una simple fórmula que indica que por 100.000 euros invertidos se puede obtener un efecto multiplicador que puede llegar al x10.

Aunque los beneficios económicos varían según el tipo de soluciones y de inversión, no es difícil llegar a solucionar el 100% de los problemas de calidad del dato en la aplicación de clientes y mejorar un 10% la cuenta de resultados. O, a través de soluciones de Data Discovery, mejorar las cifras de morosidad en un 30%. Por otro lado, aplicando soluciones de Real Time Decision se pueden multiplicar por 100 los resultados de venta cruzada en un call center.

El ‘Big Data’ permite a la empresa posicionarse de la mejor manera ante los clientes, anticipándose a las necesidades de los mismos, así como ante la competencia”

En cuanto a las ventajas del Big Data para la pyme, podemos destacar, en primer lugar, que se tiene un mayor control sobre el negocio al disponer de datos en tiempo real de todas las operaciones, además de la capacidad de simulación de diferentes escenarios y la posibilidad de visualizar el futuro. Esto permite a la empresa posicionarse de la mejor manera ante los clientes, anticipándose a las necesidades de los mismos, así como ante la competencia.

De esta forma, un mejor conocimiento del cliente lleva a hacer girar la organización en torno al mismo y permite detectar al segundo cuándo una campaña comercial no funciona y cómo enderezarla, cómo adaptar mejor los servicios a los requerimientos del cliente o cómo influenciar mejor para generar nuevas necesidades que rápidamente son cubiertas por nuevos servicios.

El time to market para llegar al cliente se acorta y ello supone comenzar a generar ingresos antes. Además, las quejas de los clientes se pueden tratar en tiempo real detectando errores al momento y no dejando que su acumulación genere malestar general y crisis. En este sentido, la ventaja principal es que permite acelerar las decisiones y lograr que estas sean de mayor calidad, disminuyendo el riesgo e incrementando su impacto en el negocio. Asimismo, logra una democratización de la toma de decisiones lo que hace ampliar el espectro de personas que pueden decidir y cuantas más decisiones se tomen, si son acertadas, mejor para la empresa.

 

Primeros pasos de las pymes para abordar proyectos de ‘Big Data’

En las grandes empresas, y más en el caso de la pyme, hay que huir de grandes proyectos con presupuestos y plazos largos. Se requiere apostar por pruebas de concepto en las que verificar pequeños éxitos y que estos no supongan atravesar puntos de no retorno desde el plano de la tecnología e inversión. Deben empezar señalizando primero una necesidad de negocio, algún tipo de mejora en la satisfacción de clientes, entrega de producto o servicio, upselling, cross selling, reducción de la morosidad, etc. en la que el análisis masivo de la información asegure acertar en las decisiones que toman los directivos.

Como punto de partida, los propios departamentos de TI pueden invertir en nueva tecnología de Business Intelligence y Big Data con soluciones de in memory computing que mejoran y aceleran la capacidad de proceso, o con soluciones de almacenamiento inteligente en los que se optimiza el coste de almacenamiento y acceso a la información. También hay que tener en cuenta la necesidad de nuevos profesionales en la organización, como el Data Manager, que vela por la integridad y calidad del dato en todo su ciclo de vida. Con estas consideraciones, una pyme con espíritu innovador y visión de futuro puede apostar por el Big Data y tomar ventaja sobre su competencia.

 Enrique-Serrano_Tinamica-(1)El autor de este artículo es Enrique Serrano, director general de Tinámica

Sobre el autor de este artículo

Autor Invitado