Big Data

IBM pone la mira en el Internet de las cosas

internet-cosas
Escrito por Esther Macías

El Gigante Azul anuncia que invertirá 3.000 millones de dólares en una nueva unidad de negocio centrada en el Internet de las cosas.

IBM pone la mira en un nuevo segmento creciente en el ámbito de las TI: el llamado Internet de las cosas. El llamado Gigante Azul ha anunciado que desembolsará unos 3.000 millones de dólares en una nueva unidad de negocio centrada en este negociado. La inversión se realizará en los próximos cuatro años y el objetivo no es otro que proporcionar a las empresas sistemas y servicios relacionados con este concepto.

“Hay una oportunidad de llevar a todos los perfiles de operaciones de negocio y a los profesionales con capacidad de toma de decisiones una aproximación que les permita tomar acciones en tiempo real y a través de la nube y que incluya datos extraídos de todos los sensores del planeta”, en palabras de Bob Picciano, vicepresidente senior de IBM Analytics.

La nube forma, por tanto, una parte importante de esta nueva propuesta que la compañía quiere llevar a sus clientes. No en vano desde la empresa aseguran estar ya construyendo una plataforma abierta basada en cloud para el despliegue de esta oferta basada en el Internet de las cosas.

Aunque la empresa cree ahora una división específica para el nicho del Internet de las cosas, lo cierto es que hace años se posicionó ya en este mercado con un discurso centrado en el lema ‘Smarter Planet’ (planeta inteligente) bajo el cuál defendía la idea de hacer las ciudades más inteligentes, una de las áreas que forman parte del universo del que concepto que luego se acuñaría como Internet de las cosas. Pero ahora, con una nueva división específica, el objetivo alcanza nuevos vuelos: “Ayudar a los clientes y socios a integrar datos de un número impredecible de fuentes tradicionales y provenientes del Internet de las cosas”.

¿Por qué una plataforma abierta?

Desde la compañía explican que la creación de una plataforma abierta para el despliegue de esta oferta responde a un fin: poner a disposición de los fabricantes la capacidad de diseñar y producir una nueva generación de dispositivos conectados que estén mejor optimizados para el Internet de las cosas y ayudar a los directivos de negocio de todas las industrias a crear sistemas que aúnen mejor el mundo de la empresa con el de los datos provenientes del IoT con el fin de tomar mejores decisiones para sus organizaciones.

“Nuestro conocimiento del mundo crece con cada nuevo dispositivo y sensor conectado, pero lo que ocurre, con demasiada frecuencia, es que no actuamos sobre ello, incluso cuando sabemos que podemos asegurar mejores resultados”, añade Picciano. En esta línea, según informa la compañía, jamás se ha analizado ni actuado sobre el 90% de los datos generados por dispositivos como smartphones, tabletas, vehículos conectados y aplicativos. Un aspecto grave si tenemos en cuenta que el 60% de dichos datos empieza a perder valor unos milisegundos después de haber sido generados.

La estrategia de IBM no solo abarca la citada plataforma cloud abierta para las diversas industrias y nuevos servicios IoT en la plataforma como servicio Bluemix sino también la creación de un ecosistema que expanda el Internet de las cosas a los partners de la compañía, “desde fabricantes de chips y dispositivos hasta proveedores de soluciones”.

La compañía ha dado a conocer estos planes junto al anuncio de la firma de un acuerdo con la empresa The Weather Company en virtud del cuál ambas compañías trabajarán conjuntamente para ayudar a otras industrias a comprender mejor el impacto del clima en sus negocios y tomar acciones de forma automática.

 

 

 

 

Sobre el autor de este artículo

Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.