Big Data

España se empieza a despertar ante el empuje del big data

Escrito por Raquel C. Pico

La información es, hoy más que nunca, la diferencia entre el éxito de una compañía y el fracaso. Saber es la clave para triunfar y esa sabiduría es la que otorga el poder sobre el mercado a las corporaciones. “Los datos son el principal activo del que disponen muchas empresas para afrontar su futuro y de su correcta gestión depende obtener la información en el lugar y momento precisos”, asegura Vicente Moncho, responsable de marketing para el sur de Europa y Benelux de Sybase, filial de SAP. Las firmas españolas se han dado cuenta del potencial de lo que tienen entre manos y empiezan a asumir la importancia de gestionar la información: se han empezado a despertar al big data.

El mercado del big data se encuentra ahora mismo en un momento de eclosión en España, según concluye un estudio sobre la materia de IDC.  Aún así hasta ahora pocas empresas han incorporado ya soluciones de big data a su día a día (sólo el 4,8% lo usan ya) y todavía queda mucho margen de maniobra (con el cierre del año se habrá alcanzado sólo el 7,6%). Aunque la idea empieza a tener predicamiento y las empresas españolas empiezan a reaccionar ante el potencial del big data, sólo el 19,3% de las compañías del país están ahora mismo familiarizadas con el concepto.

La adopción es también diferente según el tipo de sector en el que operan las compañías. Las firmas de distribución y finanzas se han convertido en la avanzadilla, aunque el perfil de quienes están dando el salto es bastante claro. Son las empresas innovadoras las que están ahora mismo asumiendo el potencial del big data, según apunta el informe de IDC, para intentar así convertirse en los líderes en la transformación de base tecnológica. Por tamaños, las de más de 500 empleados son las que están más avanzadas en conocimientos sobre el potencial del big data aunque quienes lideran la adopción de estas soluciones son las de 100 a 500.

Foto cc robstephaustralia

Sobre el autor de este artículo

Raquel C. Pico