Big Data

El uso que hacemos del móvil desvela si estamos en paro

10 tendencias móviles para 2014: wearables, HTML5, EMM, LTE y mucho más
Escrito por Esther Macías

Un informe elaborado en el MIT asevera que los patrones de uso de los teléfonos móviles cambian por completo cuando los usuarios de los mismos están en situación de desempleo. Sus autores proponen utilizar estos parámetros para realizar proyecciones de paro con mayor antelación.

El paro también tiene una huella digital. Ya lo veíamos hace unos meses cuando un estudio de la Universidad Carlos III de Madrid desvelaba que había una relación directa entre mayor paro en una región y el uso de Twitter (éste es mayor cuantos más desempleados hay). Ahora otro estudio realizado por investigadores del MIT muestran el impacto que el desempleo tiene en el patrón de comportamiento de los parados respecto a sus teléfonos móviles.

Parece obvio que cuando dejamos el trabajo o nos quedamos sin él se transforma por completo el uso que se hace del teléfono móvil, empezando por las llamadas, que se tienden a hacer más desde el teléfono fijo. Pero el informe va más allá y asevera que los datos que pueden extraerse del uso de los dispositivos móviles son un identificador más que fiable de los niveles de desempleo de una región, ya que los patrones de comunicaciones cambian por completo en función de si una persona está activa laboralmente o no.

Para ejemplificar esta teoría y para desarrollar un estudio extrapolable al mercado, los investigadores utilizaron un caso real y analizaron el comportamiento de los profesionales despedidos por una compañía en Europa (unos 1.100 empleados en una planta de producción ubicada en una ciudad de 15.000 habitantes). Lo que vio el equipo del MIT es que en los meses siguientes a los despidos el número de llamadas efectuado por los afectados cayó un 51% en comparación con las personas que aún seguían trabajando en la compañía y un 41% respecto a todos los usuarios de móviles.

Los individuos que creemos que han sido despedidos reciben menos llamadas, contactan con menos personas cada mes y la gente con la que contactan es diferente”, asegura Jameson Toole, de la división de Ingeniería de Sistemas del MIT y coautor del informe. “El comportamiento social de la gente disminuye y esa puede ser una de las consecuencias negativas de los despidos pues daña las redes que podrían ayudar a las personas a encontrar el próximo trabajo”.

Un método complementario a las estadísticas para hacer proyecciones económicas

Los investigadores creen que relacionar los datos de los teléfonos móviles con el desempleo puede ayudar a los analistas a realizar proyecciones de paro con mayor rapidez (entre dos y ocho semanas antes) que utilizando los métodos tradicionales. Según David Lazer, profesor de la universidad de Northeastern y coautor del informe, “el uso de los datos de los teléfonos móviles para proyectar cambios económicos permitiría un análisis detallado de la economía y sus granuralidades, algo imposible con los actuales métodos estadísticos”. En cualquier caso los investigadores no pretenden que los métodos tradicionales dejen de emplearse sino que los nuevos complementen los anteriores.

Este proyecto, reconocen sus promotores, se ha basado en otro similar realizado en el MIT, llamado “Billion Prices Project”, que consistió en relacionar datos de venta con las estimaciones de inflación en tiempo real.

 

 

 

Sobre el autor de este artículo

Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.