Big Data

El ‘big data’ suma inversiones a un ritmo acelerado

bigdata
Escrito por Mihaela Marín

Un 74% de organizaciones invierten ya en ‘big data’ o planean hacerlo en los próximos dos años, según Gartner, casi un 10% más que en 2013. Otro estudio elaborado por McKinsey y recogido por el Foro CPP-TIC asegura que el uso de estas tecnologías ahorraría 13.000 millones de euros al sector público español.

La inversión en las tecnologías de datos masivos está incluida entre las prioridades de negocio de las organizaciones de la mayor parte del mundo según un estudio de Gartner. Una encuesta llevada a cabo por la consultora con el fin de investigar los planes de adopción del llamado big data, así como las soluciones que aporta y los desafíos a la hora de realizar su aplicación, revela que el 73% de las entidades analizadas han invertido o tienen intenciones de invertir en grandes volúmenes de datos en los próximos dos años, un incremento destacable si lo comparamos con los datos del 2013 que apuntaban a un 64%.

El estudio también indica un porcentaje menor de empresas sin objetivos de inversión en el desarrollo de tecnologías de datos masivos, así que del 31% registrado en 2013 ahora hay un 24% de empresas que no están interesadas en destinar fondos a este sector. En función de la división geográfica, América del Norte se clasifica en la primera posición de los territorios que más invierten en big data con un 47% frente al 37,8% en 2013, mientras que el resto de regiones han experimentado incrementos de la inversión en el último año, según los analistas de Gartner.

La consultora también profundiza sobre cuáles son los desafíos a los que mejor se hace frente gracias al uso de las tecnologías de datos masivos en muchas industrias. El estudio confirma que la mejora de la experiencia del cliente y el incremento de la eficiencia de los procesos son las áreas a las que impacta más positivamente el uso del big data:

Los cambios más importantes están en la mejora de la experiencia del cliente, especialmente en el sector de transporte, salud, seguros, medios y comunicaciones, comercio minorista y bancario. Otro ámbito en el que vemos un incremento de grandes volúmenes de datos es el de las organizaciones que desarrollan productos de información y buscan obtener beneficios económicos de sus datos. Esto es especialmente cierto en el caso de los proveedores de TI, sector público e industrial”, explica Lisa Kart, directora de investigación de Gartner.

Más allá de las ventajas que aporta el potencial del big data de cara a los procesos de las organizaciones, los expertos advierten de que su adopción no será un proceso fácil. Los mayores retos que empiezan a preocupar las entidades encuestadas pasan de la recopilación de datos a la obtención de habilidades necesarias para gestionar los grandes volúmenes de datos, así como la definición de las estrategias adecuadas, la obtención de financiación o la resolución de los problemas de la infraestructura.

La complejidad, según recoge el estudio de la consultora, viene determinada por la variedad de los datos. Las distintas fuentes que proporcionan datos a las organizaciones, desde redes sociales hasta dispositivos o sensores no sólo requieren una mayor capacidad de almacenamiento, sino también diferentes herramientas y los conocimientos necesarios para utilizarlas.

Las administraciones españolas podrían ahorrar miles de millones de euros usando el ‘big data’

El potencial de las tecnologías de datos masivos va más allá de los beneficios que aportan como herramientas de análisis avanzadas y se convierte en un recurso valioso para las actividades de las organizaciones. Un estudio elaborado por la consultora McKinsey y recogido por el Foro para la Colaboración Público-Privada TIC (CPP-TIC), revela que la integración de las tecnologías big data en las actividades de las administraciones españolas podría reducir el coste de sus actividades administrativas en un 15%, lo que supondría un ahorro de 13.000 millones de euros.

Según la directora general de Foro CPP-TIC, Beatriz Juliá, “como consecuencia de que las tecnologías big data son emergentes y disruptivas, hacen que se genere un nuevo terreno de actuación en el que se hace imprescindible la colaboración del sector público y el privado, asumiendo cada uno de ellos, la aplicación de las tecnologías y la gestión de las mismas”.

Por su parte, el presidente de la Fundación Big Data, Francisco Javier Antón Vique declara que “los retos más importantes a los que hay que hacer frente a corto plazo son la formación de ingenieros de datos con conocimientos específicos para este tipo de proyectos y la disponibilidad de infraestructuras de procesado eficientes que posibiliten la extracción de valor”.

Las dos entidades han firmado un acuerdo de colaboración cuyo objetivo es promover proyectos big data que permitan extraer valor a la gran cantidad de información almacenada por el sector público.

Imagen principal

 

Sobre el autor de este artículo

Mihaela Marín

Mi interés por la tecnología ha nacido cuando me he dado cuenta de que nos permite ver el lado escondido de la realidad. Todavía quedan muchas cosas por descubrir y suficiente curiosidad para entender lo que realmente somos. Especializada en Periodismo y Marketing, he podido compartir experiencias con profesionales del mundo empresarial tecnológico. Siempre en búsqueda de ideas, escribo para hacer conocido el trabajo innovador, capaz de cambiar los problemas en soluciones.