Aplicaciones

Una nueva ‘app’ emplea el teléfono como un detector de la depresión

Una nueva app emplea el smartphone como un detector de la depresión
Escrito por Redacción TICbeat

Un grupo de investigadores estadounidenses desarrolla una aplicación capaz de extraer de los sensores de un móvil estándar datos sobre el bienestar mental de su usuario.

Está claro que nuestros smartphones saben cada día más cosas de nosotros. Ya utilizamos sus sensores para medir nuestros pasos, para conocer nuestra ubicación y qué nos espera cerca, pero parece que el futuro deparará aplicaciones más complejas, como el seguimiento de enfermedades crónicas como la diabetes, o, según un estudio del Dartmouth College, de nuestro estado de ánimo.

Según publica Technology Review, investigadores de esta universidad privada estadounidense han desarrollado una aplicación llamada StudentLife que es capaz de utilizar los sensores presentes en teléfonos estándar, como los Android que muchos llevamos en el bolsillo, para medir nuestro bienestar y nuestra salud mental.

El profesor que ha encabezado la investigación, Andrew Campbell, se muestra convencido de que las aplicaciones móviles podrían ofrecer tanto a médicos como a pacientes una nueva forma de seguir y controlar su salud mental.

48 estudiantes han permitido a los responsables del estudio que trabajaran con los datos de sus smartphones durante diez semanas, para detectar sus cambios de humor, nivel de estrés, depresión y soledad. Al mismo tiempo, se le pidió a varios médicos que entrevistaran por su cuenta a estos sujetos acerca de su estado ánimo. Y las conclusiones obtenidas de ambas fuentes coincidieron.

StudentLife recolecta datos como el movimiento y la ubicación del smartphone, las horas del registro de llamadas y mensajes, y activa también el micrófono para detectar conversaciones cercanas. Toda esa información es procesada mediante un algoritmo que extrae de ella los patrones de actividad física, comunicación, sueño y contacto personal del usuario, y los analiza en busca de síntomas de depresión como, por ejemplo, la ausencia de conversaciones con otras personas.

Campbell asegura que muchos de estos indicadores son los que ya se utilizan habitualmente en las consultas que asisten a personas con problemas de salud mental. La información que puede extraerse de un smartphone, piensa, podría servir para ofrecer una imagen más completa del estado de alguien que necesita ayuda, e incluso para advertirle de que la necesita.

Todavía queda mucho trabajo por hacer para convencer a la comunidad médica de que este descubrimiento puede representar un avance en el estudio de las enfermedades mentales. Para Campbell, el próximo paso reside “en la intervención”; en utilizar la información extraída de la aplicación para recomendar, por ejemplo, a un paciente, que intente conversar más con otras personas para mejorar su estado de ánimo.

Foto cc: KROCKY MESHKIN

 

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.