Aplicaciones

Una mala semana para Uber: prohibición en Holanda y Portland; agresión sexual en India

La región de Bruselas se prepara para regular Uber
Escrito por Redacción TICbeat

Una usuaria del servicio en Nueva Delhi denuncia que su conductor la violó, y las autoridades de Portland y Oregon amenazan con multas de miles de euros a la compañía y sus pilotos.

La compañía Uber, responsable de la aplicación de uso compartido de transporte privado que ha encendido los ánimos de taxistas de todo el mundo, se enfrenta a una semana difícil. Las autoridades de la ciudad estadounidense de Portland (Oregón) han interpuesto una demanda contra ella, las de Holanda han prohibido su uso y también lo han hecho las de Nueva Delhi, donde además la polémica está servida, ya que el veto deriva de un caso de agresión sexual que supuestamente se ha producido a una usuaria del servicio en uno de sus vehículos.

Uber se estrenó en Portland, la ciudad situada entre el río Columbia y el Willamette, el pasado viernes. Pero ayer, lunes, la autoridad local de transporte, el City’s Transportation Bureau of Portland, ya interpuso una demanda, en la que reclama a Uber que siga la legislación local, que establece que los vehículos a sueldo deben contar con una licencia.

Portland ha emitido una orden de cese y desista contra Uber, un documento que le insta a que detenga su actividad hasta que cumpla con dichos requisitos si no quiere enfrentarse a acciones legales. Según informa TechCrunch, Uber y sus conductores se enfrentan a multas de 1.500 dólares y 2.250 dólares, respectivamente, cada vez que sean sorprendidos ofreciendo sus servicios dentro de la ciudad de Portland.

En Holanda la disputa es similar. Las autoridades locales han prohibido que la compañía ofrezca servicios en el país a través de UberPop (otras de sus aplicaciones permanecen en activo) bajo amenaza de multas de hasta 100.000 euros, informa Reuters. El motivo es que sus conductores no tienen las licencias que se les requieren oficialmente.

Las autoridades indias ponen en entredicho la seguridad de Uber

Uber, que tiene a sus espaldas una trayectoria de desobediencia de muchas de las restricciones legales que se le imponen, ya ha anunciado sus intenciones de recurrir la decisión de las autoridades holandesas. Donde no se ha mostrado tan desafiante es en Nueva Delhi, la ciudad en la que una mujer de 26 años denunció haber sido violada el pasado viernes cuando usó los servicios de un coche de Uber por la noche.

La víctima declaró que se había quedado dormida en el trayecto y se había despertado en una zona muy alejada de la capital india. Los primeros exámenes médicos, asegura la policía, corroboran su testimonio. El conductor y supuesto agresor fue detenido el domingo.

Uber emitió un comunicado en el que afirmó que sus pensamientos estaban con la víctima y que estaba cooperando con la policía de India, un país con un grave problema de violencia sexual hacia las mujeres. Sin embargo, el comisario de Delhi, Deepak Mishra, asegura que las primeras investigaciones de la policía apuntan a que Uber “no tenía instalado GPS en sus vehículos”, así como a que su personal no había tenido que superar ninguna prueba, lo cual pone en entredicho sus medidas de seguridad. El departamento de transportes de la capital ha prohibido “todas las actividades del servicio de transporte Uber.com con efecto inmediato”, informa el diario EL PAÍS.

La compañía se ha defendido, asegurando que trabaja con conductores con licencia y que ofrece información tanto del vehículo como del conductor a sus usuarios, así como el tiempo estimado de llegada como una forma de dar seguimiento a los viajes que se realizan a través de su servicio.

Foto cc: Joakim Formo

 

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.