Aplicaciones

Twitter intenta fulminar a Meerkat, pero la lanza al estrellato

suricato
Escrito por Marcos Merino

Twitter intentaba impedir que se repitiera la historia de Instagram, más aún ahora que está a punto de lanzar una app rival de Meerkat: Periscope.

Hace unos años, un joven y prometedora red social de fotografía llamada Instagram se labró una gran popularidad (y una amplia base de usuarios) gracias a su integración con Twitter. Entonces llegó Facebook, agradeció a su máximo rival los servicios prestados, y compró Instagram junto a todo su material multimedia y su comunidad de usuarios. A posteriori, Twitter suprimió la integración con Instagram, pero el daño ya estaba hecho y el gesto quedó más bien como una demostración de ‘rebote’ por parte de sus responsables. En cualquier caso, Twitter tomó nota y decidió que esto no le volvería a pasar. Y la primera víctima de esa decisión ha sido Meerkat.

Meerkat es una app de sólo dos semanas de vida, y un funcionamiento y prestaciones increíblemente simples: permite hacer streaming de vídeo en dispositivos móviles iOS. Es decir, te lo bajas, te logueas usando -atención- tu cuenta de Twitter, pones nombre a tu emisión, pulsas en ‘Stream’ y automáticamente publica un tuit enlazando a la emisión en streaming. Al estar integrado con Twitter, permite enviar notificaciones de nuestra emisión en streaming a todos nuestros followers.

Lo relevante es que en menos de un mes (Meerkat se subió a la Apple Store el 27 de febrero) su éxito ha sido descomunal, hasta el punto de que en sus primeros días de vida obtuvo 150.000 usuarios: famosos como Jared Leto y compañías como Starbucks, Red Bull o Spotify ya se han subido al barco. Y Twitter ha decidido no volver a ‘hacer el primo’ y ha bloqueado la integración de su red con la nueva app estrella, lo que impide a los usuarios de Meerkat encontrar automáticamente a sus contactos de Twitter.

Un portavoz de Twitter señaló que la decisión era “coherente con la política interna de la compañía”. Pero el mismo día en que se ejecutaba, Twitter anunciaba la compra (por una cantidad no revelada: se habla de entre 50 y 100 millones de dólares) de Periscope, una app aún no disponible para el gran público que -qué casualidad- ofrece la misma funcionalidad que Meerkat que, por cierto, según adelanta Techcrunch, acaba de recibir una inyección económica de 12 millones de dólares por parte de Greylock, con lo que la startup alcanza una valoración en el mercado del capital riesgo de unos 40 millones.

Pero la decisión de Twitter llega cuando todos los ojos estaban ya mirando en dirección a Meerkat. De hecho, mientras se llevaba a cabo, la app del suricato (pues ése es el animal que tiene por icono) era una de las grandes atracciones del festival South by Southwest (SXSW), lo que le sirvió de altavoz mediático a su CEO, el veinteañero Ben Rubin: el bloqueo de Twitter “muestra lo importante que se ha convertido Meerkat”.

Lo cierto es que con su movimiento, Twitter ha “marcado” como rival a una app con una base de usuarios aún reducida, con caídas habituales y sin versión para Android o Windows Phone. Y lo peor es que todo eso está ocurriendo mientras Periscope sigue sin estar disponible para los usuarios, por lo que Meerkat sigue creciendo libre de competencia. “No estaríamos sentados aquí si no fuera por Twitter”, explicaba Rubin, convertido en estrella de un evento de Yahoo durante el SXSW. “Tenemos que estar agradecidos por eso.”

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.