Aplicaciones

Mujeresquecorren: una aplicación de ‘running’ más allá del cuentakilómetros

Mujeresquecorren: una aplicación de running más allá del cuentakilómetros
Escrito por Manuela Astasio

Una estudiante de la Universidad Politécnica de Madrid crea una ‘app’ móvil pensada para mujeres que buscan compañeras de ‘running’.

Está claro: el running y casi todo lo que tenga que ver con él son tendencia en la red y los dispositivos con conexión a ella. Millones de aplicaciones relacionadas han visto la luz en los últimos años. Sin embargo, la mayoría de ellas se limitan a la métrica: kilómetros recorridos, velocidad, calorías quemadas y pulsaciones. Natalia Rodríguez, exbaloncestista recientemente “convertida” al running, echaba algo en falta en ellas, y por eso creó Mujeresquecorren.

Mujeresquecorren: una aplicación de running más allá del cuentakilómetrosEl único componente social de dichas aplicaciones, explica Rodríguez a TICbeat por correo electrónico desde Pekín, donde ha pasado un tiempo, se limita a “los retos entre amigos” y a la publicación de “los avances numéricos”. “Nosotras”, señala en referencia a ella y su socia Cristina Mitre, fundadora del movimiento social Mujeresquecorren, “proponemos algo mucho más cercano y humano: ponerle nombre a las chicas que corren, que se conozcan, se apoyen, se acompañen a correr, que compartan sus vivencias y que, además, sean solidarias”.

Disponible de momento en iOS, aunque próximamente lo estará también para dispositivos Android, Mujeresquecorren permite a sus usuarias encontrar a otras corredoras con las que compartir kilómetros desde la ubicación que deseen, “bien sea añadiendo una quedada propia o apuntándose a otra que ya esté creada”, señala Rodríguez, estudiante de la Politécnica de Madrid. Además, podrán subir fotos que pueden ser modificadas con filtros, marcos, efectos y comentarios, y disfrutar de varias listas de reproducción musicales, y colaborar con la asociación Uno entre cien mil. La app ya está disponible en 25 países de varios continentes.

De tres a ochenta

La semilla de la aplicación, relata su creadora, nació una tarde en la que su compañera Mitre quedó para correr con tres amigas en el madrileño parque del Retiro y decidió invitar a todos sus contactos femeninos en las redes sociales. Finalmente acudieron casi ochenta. “El efecto se hizo más viral y el movimiento pasó a ser más organizado. Más de 400 mujeres de media acuden a las quedadas que se han hecho por toda España”, describe.

Mujeresquecorren: una aplicación de running más allá del cuentakilómetros“Tanto Cris como yo pensamos que una aplicación móvil sería una herramienta perfecta para que todas las mujeres pudieran ser autosuficientes para conocer a otras chicas con las que quedar a correr fuera de las quedadas del movimiento”, añade. “La experiencia nos dice que el running es uno de los deportes con más componente social que existen para las mujeres”.

Cuando dejó el deporte a nivel profesional, Natalia Rodríguez se interesó por el running y hoy se alegra enormemente “de haberlo hecho”. “Una de las cosas que más pereza me dio fue empezar a correr sola en invierno, porque no me hace mucha gracia trastear de noche por senderos oscuros y desiertos sin que nadie me acompañe. Últimamente corro sola por una cuestión técnica de agenda y de no tener horarios fijos, pero me da una seguridad genial el poder encontrar en cualquier momento a través de la app a otra chica que me acompañe a quemar zapatilla”, explica.

En cuanto a consejos, Rodríguez recuerda a las usuarias de su aplicación que “es importantísimo adecuar su nivel al de su compañera de carrera”, para que así ninguna tenga que perder su entrenamiento. “Por eso las quedadas de Mujeresquecorren tienen un apartado para indicar el entrenamiento que se pretende realizar, así como el ritmo del mismo”, señala.

Foto cc: Steve Crane

Sobre el autor de este artículo

Manuela Astasio

Soy una periodista especializada en nada, que ha pasado por Deportes, Agroalimentación, Cultura y por la delegación de Efe en México DF. Ahora me toca hablar de nuevas tecnologías y redes sociales, cosa que hago con mucho gusto y un poco de cinismo.