Aplicaciones

Monitorización de la salud mental a través del móvil

anxiety
Escrito por Marcos Merino

Ginger.io ha lanzado una app capaz de recopilar datos sobre los pacientes a través de sus móviles y detectar alteraciones en sus patrones de comportamiento.

Los smartphones permiten generar datos relevantes sobre el comportamiento del usuario -tales como la ubicación, el registro de llamadas y envío de mensajes, y el uso de aplicaciones- que ayuden a trazar patrones diarios de un usuario. De tal modo, la aparición de desviaciones significativas en estos patrones puede ser señal de que algo anda mal. Por eso, la startup de analítica sanitaria Ginger.io se ha propuesto convertir los smartphones en ‘diarios automáticos’ para las personas con enfermedades mentales. Anmol Madan, CEO y cofundador de Ginger.io, lo explica así: “Si alguien está deprimido, por ejemplo, se aísla: tiene dificultades para levantarse e ir al trabajo o a la escuela, así como para comunicarse con los demás como suelen hacerlo normalmente”. Es decir, factores que pueden medirse gracias a los smartphones.

Trabajando a partir de ese principio y basándose en años de investigación del MIT Media Lab, Ginger.io ha lanzado recientemente una app comercial que se está haciendo cada vez más popular en el ámbito sanitario: los datos proporcionados por el móvil del paciente sirven para detectar si éste presenta o no síntomas de su enfermedad mental (esquizofrenia, ansiedad, depresión, trastorno bipolar, etc.). Los síntomas pueden incluir letargo (disminución de los desplazamientos, captado por los sensores de movimiento) o frecuencia baja de envío de mensajes (en base a la monitorización del registro). Cuando la app detecta algún patrón inusual, envía mensajes de texto tanto al paciente como al médico, quien puede vigilar e intervenir si es necesario.

Actualmente está siendo utilizada por miles de pacientes en más de 25 instituciones sanitarias y centros académicos de Estados Unidos, habiendo generado varios miles de alertas en los últimos meses. Pero algunos investigadores están intentando ampliar los límites de la app: en la Universidad de California, por ejemplo, la están utilizando para conocer el rol que ejerce el comportamiento en el seguimiento de las enfermedades coronarias; y en el Forsyth Medical Center de Carolina del Norte, se está usando para discernir las diferencias de comportamiento en los pacientes con diabetes, permitiendo así a las enfermeras llamar a los pacientes con depresión para recordarles que no deben abandonar la medicación.

Imagen | slεεpµ╬dεmoñ™

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.