Aplicaciones

Las operadoras podrán instalar ‘apps’ en los smartphones sin consentimiento de sus usuarios

Las operadoras podrán instalar apps en los smartphones sin consentimiento de sus usuarios
Escrito por Redacción TICbeat

Una compañía norteamericana lanza una funcionalidad que permitirá a las compañías seguir instalando nuevas aplicaciones además de las de fábrica.

Por si las aplicaciones preinstaladas en los smartphones no les resultaran ya lo suficientemente molestas a algunos usuarios, parece que, a partir de ahora, también existirá la posibilidad de que las operadoras telefónicas puedan seguir instalando apps siempre que lo deseen en los dispositivos de sus clientes.

Así lo publica la revista Forbes, que cita a una compañía llamada Digital Turbine, que afirma contar con un servicio, Ignite, que permite a las operadoras seguir instalando aplicaciones en los dispositivos Android de sus clientes siempre que lo deseen, y no solo en la fase de fábrica, y sin necesidad del consentimiento o permiso de éstos.

Este tipo de aplicaciones ocupan espacio y su presencia incomoda a muchos usuarios, pero el atractivo para las operadoras reside en que pueden seguir extrayendo ingresos publicitarios a partir de ellas, y maximizar, así, el beneficio que sacan de cada dispositivo vendido.

La práctica se conoce como ‘bloatware’, y recibe su nombre de aquel software que solíamos encontrarnos en los ordenadores recién comprados, que, sin formar parte del sistema operativo, sí se encontraba instalado de serie en los mismos. El ‘bloatware’ suele incluir versiones gratuitas de aplicaciones y software diseñadas para captar a los usuarios y que terminen adquiriendo, así, las  versiones de pago.

Digital Turbine cita como clientes a Verizon y T-Mobile, dos de las principales teleoperadoras estadounidenses, aunque eso no implica que ninguna de ellas esté utilizando ya este servicio para instalar aplicaciones en los dispositivos de sus clientes.

De momento, Ignite afecta a los dispositivos Android que cuenten con una versión de este sistema operativo específica para una determinada operadora. Éstos son, según Forbes, la mayoría de los smartphones que se venden en el mercado, salvo excepciones como los Nexus de Google, que parecen inmunizados contra esta práctica. Muchos de los smartphones que hayan sido rooteados por sus propietarios también pueden estar blindados, así como todos aquellos en los que haya sido rechazada la opción para instalar las actualizaciones de software procedentes de su operadora.

Foto cc: Ash Kyd

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.