Twitter restablece las contraseñas de los compradores de seguidores

Logo Twitter - ReadWriteWeb-es

Twitter está solicitando restablecer su contraseña a sus usuarios registrados en servicios “sospechosos” , los que prometen a terceros que conseguirles automáticamente (o mágicamente) seguidores. Twitter suele solicitar una nueva  contraseña a usuarios cuyas cuentas cree que puedan estar en peligro por phishing u otros ataques.

“Actualmente estamos solicitando a los usuarios registrados en sitios de terceros para añadir seguidores vinculados con comportamientos sospechosos que restablezcan sus contraseñas”, afirmaba Twitter en la cuenta que utiliza para recoger y difundir información sobre spam, @spam.

Es fácil dar con servicios que prometen followers por cantidades entre los 5 y los más de 50 dólares al mes, y que funcionan uniéndose a un grupo de usuarios que se siguen automáticamente unos a otros, o añadiendo automáticamente seguidores y retirando a aquellos que no nos siguen de vuelta. “MÁS SEGUIDORES = MÁS PRESENCIA = MÁS $$$”, promete a gritos un sitio que anuncia más de 2.000 seguidores por 177 dólares.

Estas aplicaciones y los métodos que utilizan constituyen una infracción de los términos del servicio de Twitter, y usar o promocionar sitios de terceros que prometen facilitarnos más seguidores es algo expresamente prohibido.

Algunos vendedores de seguidores se saltan la autenticación

Se supone que las aplicaciones de terceros deben usar el protocolo de autenticación Basic Auth u oAuth, que permite a los usuarios aprobar una  aplicación que les represente sin revelar sus contraseñas.

Sin embargo, algunos de los servicios que añaden seguidores pedían una contraseña directamente al usuario. Los usuarios que hagan esto no podrán eliminar la aplicación de sus cuentas de Twitter, sino que deberán cambiarlos manualmente para retirarle el acceso.

Comportamiento sospechoso

Twitter advierte que estas aplicaciones pueden publicar “actualizaciones y enlaces duplicados, maliciosos o de spam, enviar mensajes directos no  solicitados, seguir agresivamente, o infringir otras reglas de Twitter con nuestra cuenta”, a la vez que recogerán seguidores de baja calidad que serán bots o cuentas abandonadas.

La portavoz de Twitter Carolyn Penner ha enviado estas declaraciones:

Obligamos a restablecer su contraseña a los usuarios que previamente la entregaron a sitios que no utilizaban oAuth. Esto quiere decir que estos sitios tenían sus contraseñas y podían hacer cosas como obligar a los usuarios a seguir o dejar de seguir cuentas, o enviar tweets de spam automáticamente en su nombre sin que lo supieran. Hemos enviado un correo a estos usuarios para informarles sobre el restablecimiento de contraseñas y advertirles que no deberían compartirla con otros sitios en el futuro.

El restablecimiento de contraseñas es una de las herramientas que usamos para proteger a nuestros usuarios, y lo hacemos de forma regular y constante.

Esta vez, la gran mayoría de restablecimientos de contraseñas se han enviado a usuarios que las entregaron a sitios que añaden seguidores; sin embargo, había algunos usuarios que creemos que estaban en peligro a causa de otros vectores.

Twitter advierte que si una aplicación externa hace que infrinjamos los términos del servicio, nuestra cuenta se puede suspender.
¿Deberían prohibirse los sitios de añadido de seguidores?

Sin embargo, una encuesta informal en Twitter revela que hay sentimientos encontrados sobre esta clase en particular de spammers. Al preguntar si a los usuarios que usan programas de “comprar más seguidores” deberían suspendérseles las cuentas de Twitter, hemos obtenido diversas opiniones, incluyendo:

@Ed: Creo que sí, porque caen en manos de hackers e introducen malware en el sistema (Pero si te cuento quién los ha usado, te desmayarías.)

@sophware: Juzgar una experiencia en Twitter por el número de seguidores es triste. Básicamente todos nos estamos siguiendo unos a otros. Por cierto, ¿cuál es la infracción?

@graubart: si la gente quiere tirar el dinero, que lo haga. A quienes pagas por adquirir no les supone ningún beneficio.

¿Qué opinan los lectores?

Original: Adrianne Jeffries

Traducción: Marco Fernández

Etiquetas

Contenidos Relacionados

Top