¿Smartphones u ordenadores de bolsillo?

Fotografia - SmartphoneEl smartphone no es un teléfono. Es un ordenador. Es como un ordenador de sobremesa o portátil. Permite almacenar datos. Se conecta a Internet. Ejecuta aplicaciones. Es un ordenador, no un teléfono.

El verdadero desafío para una empresa es cambiar su modo de pensar e ir más allá de las operadoras de telefonía y convertirse en una organización basada por completo en los datos, una organización que ofrezca a los trabajadores de la información la posibilidad de operar en una infraestructura totalmente basada en IP, ya se trate de aplicaciones de productividad online o basadas en una red de Voz sobre IP.

Forrester Research ha publicado un informe en el que habla de 2010 como “el año del smartphone”. Parece bastante obvio, ¿no es así? En su favor, hay que decir que Forrester utiliza el informe como oportunidad de analizar las posibilidades de las empresas de incorporar el smartphone como parte de la rutina de trabajo diaria para la mayor cantidad posible de empleados.

Hay muchos motivos por los que la empresa debería adoptar una cultura del smartphone: ya no hay excusa. Los trabajadores deben estar conectados. El gran tejido de la Web social se está enriqueciendo cada vez más. Día a día se añaden miles de millones de hilos. ¿Cómo podemos tolerar siquiera el no estar conectados? La colaboración depende de estar conectado. No podemos estar conectados totalmente sin una buena estrategia de smartphones. Ya no se trabaja tanto en oficina. Los trabajadores necesitan un smartphone para estar al día de su trabajo. Tal y como muestra Forrester, esta tendencia ya está en marcha. Adoptar una cultura del smartphone no tiene por qué ser caro. Los usuarios quieren aprovechar sus smartphones para su uso tanto personal como laboral. Estarán dispuestos a pagar sus suscripciones de datos.

Forrester está de acuerdo en este punto. Según el resumen del contenido, redactado por Ted Schadler:

“Los empleados, esto es, consumidores, se vuelven locos por los smartphones, atraídos por la capacidad de enviar correos, colaborar y trabajar con documentos desde cualquier lugar. Un 14% de quienes trabajan con información en EE.UU., Canadá y Reino Unido ya utilizan el smartphone para su trabajo, y otro 64% querría hacerlo. Esta demanda, junto con la buena disposición de algunos empleados de compartir los costes de un plan de datos para móvil mensual, sienta las bases de una oleada de crecimiento del uso de smartphones personales para trabajo con información. Los profesionales de la información y la gestión de datos deberían solicitar inmediatamente una estrategia informal de “trae-tu-propio-smartphone”, establecer una escala móvil de reembolso para los empleados, y hacer presión para que las operadores recorten costes en todos los planes tanto de empresa como personales“.

La propuesta de smartphones personales de Forrester tiene sentido. Sin embargo, no entra en el tema de cómo se pueden considerar ordenadores los smartphones. Este debate podría originar una negociación a un nivel nuevo dentro de las empresas entre usuarios informáticos y empresariales.

Forrester señala que los departamentos de informática reconocen la importancia de los smartphones. Muchas empresas están creando ya políticas de uso de estos dispositivos.

Las herramientas de colaboración no se están usando de forma intensiva, pero esto podría cambiar si los smartphones se utilizasen tanto como herramientas como para comunicación.

Mobilelron es una empresa que sigue esta metodología al ofrecer servicios que ofrecen a los gestores de tecnología la capacidad de actuar como agentes de cambio más que como fuerzas policiales.

Según el concepto de Mobilelron, la información puede seguirse con una metodología basada en datos. Las aplicaciones se pueden monitorizar. Usuarios y administradores pueden ver una gráfica socia que muestra el uso de las mismas.

Se trata de un concepto inteligente. De este modo se estimula el pensamiento y se anima a los usuarios a explorar las posibilidades de adopción de una metodología basada en datos e medida que los servicios de Voz sobre IP se establecen dentro del sector empresarial.

Contenidos Relacionados

  • beatportismygod

    esto quiere decir que mi nokia n70 es a efectos practicos un ordenador? sí, almacena datos, al igual que cualquier otro con tarjeta de memoria, si, puede conectarse a la red, si, puede ejecutar aplicaciones cuya funcionalidad dudo que pueda ser util para un profesional ¿y por eso lo considerais un ordenador en toda regla?

Top