Análisis Social Media

Redes verdaderamente sociales: solidaridad y nuevas tecnologías

foto-manosLas nuevas tecnologías de la información también están revolucionando las formas y los métodos de la cooperación y la ayuda al desarrollo. Suplen los defectos estructurales de las ONG tradicionales con simplicidad y eficacia, y ofrecen nuevos canales desde los que participar. Estos nuevos proyectos no han venido a sustituir los antiguos, pero sí a dar presencia a la solidaridad en las redes sociales.

Las nuevas formas de cooperación

kiva_logoEl ejemplo paradigmático de estas nuevas propuestas contra la pobreza es Kiva,  fundada en 2005 por el matrimonio Flannery e inspirada en el sistema de microcréditos que le valió el Nobel al bengalí Muhammad Yunus. Desde Kiva puedes invertir -desde 25 dólares- en pequeños proyectos empresariales en el tercer mundo, desarrollando la economía y el nivel de vida locales. Desde su fundación ha distribuido más de 110 millones de dólares en préstamos a más de 150 mil solicitantes en prácticamente todos los países del mundo.

Otros proyectos que están cosechando un éxito razonable son SocialVibe, que te ayuda a usar tu presencia en redes sociales para recaudar fondos para la causa que elijas, o The Extraordinaries, que permite distribuir entre voluntarios pequeñas tareas que pueden hacerse desde el teléfono o el ordenador y que sirven de apoyo para otros proyectos de cooperación: señalizar mapas, identificar fotografías o participar en proyectos de recopilación documental.

Estos proyectos cuentan con participación española: Kiva cuenta con el Lending Team España – Spain, con 258 miembros que han invertido más de 112.000€ en más de 4200 proyectos.

A pesar de ello, la repercusión de estas nuevas formas de cooperación en España es todavía marginal, encontrando muy pocos proyectos autóctonos con propuestas innovadoras o basadas en las anteriores. Hace ya dos años que se presentó la red social CooperAcción en el  Encuentro de las Tecnologías de la Información y la Comunicación para la Cooperación al Desarrollo, que se celebra de manera anual en España. El objetivo de esta red social es poner en contacto tanto a individuos como a organizaciones implicados o interesados en la acción social. Su actividad, de momento, no refleja el dinamismo de las ONGD en España.

Cómo aprovechan Internet las ONG

A pesar de la escasez de proyectos innovadores, las organizaciones no-gubernamentales son uno de los colectivos con más presencia en la red y que mejor han sabido aprovechar los nuevos recursos para sus campañas y acciones. Prácticamente todas las más importantes utilizan de manera activa y continua las principales redes sociales como una manera de estar en contacto con sus asociados y simpatizantes.  Internet les ofrece un canal económico, con un público potencial enorme y grandes posibilidades de interactividad. A través de grupos de Facebook, tweets, blogs, campañas virales o eventos de Tuenti, las ONG buscan y abren nuevas vias por las que conseguir difusión, apoyos, donaciones o voluntarios.

Las redes sociales han sido el un nexo de unión imprescindible entre los internautas y las organizaciones humanitarias a la hora de recaudar fondos para ayudar a los damnificados del terremoto de Haití.  Cruz Roja Internacional ha usado de manera intensiva su Twitter, logrando una movilización sin precedentes y recaudando 5 millones de dólares -de un total de 200- únicamente a través de este servicio.

En conclusión, los social media son ya para las ONG una vía de financiación, movilización e influencia más allá de la simple difusión de mensajes de campaña.

Foto: yaruman5

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.