Análisis Social Media

Las redes sociales profesionales desplazan a los portales de empleo

linkedinYahoo anunció ayer la venta de HotJobs, su portal de empleo, a Monster Worldwide por 225 millones de dólares. La compró hace 8 años por 439 millones. Un movimiento importante en uno de los sectores a los que más revolucionó la llegada de Internet. Los portales de empleo como Monster, o InfoJobs en España, cambiaron para siempre la búsqueda de empleados y de empleo, eclipsando los métodos tradicionales. Ahora ven amenazada su hegemonía por un nuevo competidor: las redes sociales profesionales.

Nuevas herramientas para empleados y empleadores

Este nuevo jugador está restando amplias cuotas de mercado y de relevancia a los tradicionales portales de empleo y recursos humanos, especialmente en los ámbitos de los puestos ejecutivos y técnicos. Ofrecen ventajas innegables tanto a los demandantes como a los oferentes de empleo. Una mayor personalización, poder establecer una gran red de contactos, lo que facilita la búsqueda de referencias, y la posibilidad -real- de poder encontrar candidatos pasivos, amplia los horizontes tanto de empleados como de empleadores.

LinkedIn es la red social profesional de más éxito, por delante de Xing y Viadeo, y, además de ser la que cuenta con más usuarios, se ha labrado una reputación elitista. Anderson Analytics publicó en 2008 que un 60% de sus usuarios tenía ingresos superiores a los 93.000 dólares.

Estas redes se basan en el establecimiento de redes de contacto profesionales con compañeros de trabajo, jefes, proveedores y cualquiera persona con la que tengas o hayas tenido una relación profesional. Con la red formada y la información laboral y profesional actualizada, tu perfil es mucho más completo, permitiendo nuevas vias desde las que encontrar trabajo y socios comerciales o empresariales.

Esta nueva realidad en los recursos humanos hace que los candidatos tengan que plantear de manera diferente sus estrategias para conseguir empleo o mejorar profesionalmente. Ya no es suficiente con enviar currículums y esperar a las entrevistas. Ahora hay que desarrollar y mantener una red de contactos profesionales, hacer networking. Las redes sociales profesionales también aportan nuevas perspectivas a las empresas en sus tareas de recruiting. En ellas pueden filtrar mejor sus candidatos o, en vez de publicar una oferta,  buscar directamente perfiles de su interés entre profesionales en activo.

Los portales de empleo aún mantienen el liderazgo en cuanto a volumen de relaciones laborales establecidas, y parece complicado que lleguen a perderlo, ya que ofrecen todo lo necesario para el mercado de un gran número de puestos de trabajo, poco especializados, y para los que su función de tablón de anuncios avanzado es más que suficiente. Aún y así, algunas empresas establecidas en el modelo tradicional han querido buscar mayor cuota de mercado  transformándose en una red social profesional, como  es el caso de Infoempleo.

En definitiva, las redes sociales profesionales ofrecen a las empresas una selección de empleados más cualitativa, ideal para encontrar perfiles profesionales de alta especialización y capacitación, mientras que las bolsas de trabajo de los portales de empleo ofrecen un servicio de caracter más cuantitativo y general.

Fotografía: nanpalmero

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.