Análisis Social Media

¿Qué pasa con la nueva privacidad en Facebook?

Logo FacebookFacebook anunció ayer que sus 350 millones de usuarios recibirán la solicitud de hacer visibles sus mensajes de estado y su contenido compartido para todo el mundo y los buscadores. Es una jugada que ya esperábamos, pero el lenguaje que han utilizado para anunciarlo es digno de George Orwell. La empresa afirma que este cambio tiene la finalidad de ayudar a los usuarios a proteger su privacidad y conectar con otras personas, pero la nueva opción por defecto es la de pasar de la “configuración antigua” a estar visible “para todo el mundo”.

Esto no es lo que firmaron los usuarios de Facebook. No se trata de privacidad, sino de aumentar el tráfico y la visibilidad de la actividad en el sitio.

Se recomienda que mantengamos datos como nuestra dirección de correo limitados a nuestros amigos, pero no nos engañemos: Facebook quiere que dejemos nuestros mensajes de estado visibles para todo Internet.

Opcion de privacidad

Según el vídeo en el que se explican los cambios, la nueva opción por defecto para mensajes de estado es “todo el mundo”. Éste es un cambio enorme. Por supuesto, no es difícil conservar nuestras opciones de privacidad antiguas, pero la frase “configuración antigua” y el “consejo” que aparece al pasar el cursor por encima de esta opción no ayudan a discernir qué configuración es ésta exactamente.

Actualización: Algunos usuarios afirman que su opción por defecto es “configuración antigua” y no “todo el mundo”. Hemos oído que la “configuración antigua” aparece como opción por defecto para usuarios que hayan cambiado alguna vez su configuración de privacidad y la hayan establecido como privada. Para los que nunca hayan cambiado su configuración o ya la hayan establecido como pública, aparecerá como pública por defecto. Eso es lo que creemos, no lo sabemos con seguridad. Facebook no ha dejado nada claro qué está pasando exactamente. Parte del problema es que están dispuestos a decir a la prensa que quieren que los usuarios tengan perfiles más públicos, pero a la hora de comunicarse con éstos, parecen prometer más privacidad de la que garantizan con estos cambios.

En el blog de Facebook ya ha comenzado una considerable oleada de comentarios sobre el comunicado oficial. En anteriores acciones de la empresa, como la introducción del flujo de noticias, los usuarios también fueron reticentes, pero este nuevo cambio va en contra de la idea fundamental de Facebook: que nuestras actualizaciones de estado sólo estén visibles para aquellos usuarios a quien decidamos mostrárselas. Ahora tendremos que elegir expresamente no mostrarlas en público y comunicarlas sólo a los usuarios a quienes hemos dado permiso para ver nuestro contenido.

¿Lo aceptarán los usuarios? Si Facebook empieza a parecerse mucho a Twitter, ¿conservará a los usuarios? La red de amigos que hemos creado en Facebook no se puede llevar a ninguna otra parte, el acceso a estos usuarios fuera del sitio está limitado por “cuestiones de privacidad”.

Es una sorprendente acción que se ha anunciado con muy poca cobertura por parte de la prensa. A primera hora se envió un mensaje en grupo a los medios, dos horas antes de la rueda de prensa telefónica. Este anuncio es un texto largo, farragoso y poco claro, que enfatiza la privacidad cuando en realidad las nuevas opciones claramente favorecen el compartir públicamente nuestros datos. Hace unos días la empresa anunció que habría cambios en su política de privacidad, y la opción recomendada no era “abierta”.

El portavoz de Facebook, Barry Schnitt, declaró a la agencia Reuters que Facebook estaba recomendando que las entradas fueran visibles para todo el mundo porque compartir así la información es lo consecuente con “la dirección que está tomando el mundo”. Sin embargo, como principal red social del mundo, ¿no es Facebook quien produce esta clase de cambios?

La red social confirmó a ReadWriteWeb en una llamada de prensa hace unos días que, de hecho, quieren que los usuarios tenga un perfil más público, y esperamos que realicen un llamamiento a todos ellos para que abran sus restricciones de privacidad… pero no así. Este anuncio iba adornado con vocabulario de control de usuario y privacidad.

Una forma mucho más honesta de ocuparse de la privacidad hubiera sido animar a los usuarios a crear listas de contactos y seleccionar para qué lista estarán visibles sus actualizaciones. Sin embargo, esta posibilidad casi no se menciona.

Cabe esperar que esta historia siga dando que hablar durante el resto del año. Es un paso muy arriesgado.

Sobre el autor de este artículo

Marshall Kirkpatrick