Análisis Social Media

El problema de los widgets de Facebook

Al contrario que Twitter, Facebook es una de las redes sociales que más dificultan los widgets. La experiencia del usuario deja mucho que desear, es torpe y restrictiva, ¿por qué? A continuación os damos las claves:

Los problemas de los widgets de Facebook

La primera dificultad es que los widgets suelen ser difíciles de encontrar y configurar. Si vamos al directorio de aplicaciones de Facebook, resulta difícil distinguir qué aplicaciones tienen “casillas”. Muchas de ellas simplemente publican información en nuestro muro.

Para probar esto, buscamos el widget de un servicio online de uso común. Last.fm, YouTube, Flickr: ninguno de ellos tenía nada que compartir en cuanto a widgets. Finalmente dimos con uno para Delicious, el servicio de marcadores sociales propiedad de Yahoo. Pero para ello tuvimos que pasar por la página de la aplicación oficial de Delicious en Facebook, que me remitió a un widget “no oficial” llamado My Delicious. Entonces fuimos a introducir la información solicitada e hicimos click en enviar… y no pasó nada. Al parecer había enviado mi información correctamente y había configurado un Widget, pero este no aparecía por ninguna parte.

Si bien somos usuarios de Internet bastante experimentados, este proceso me ha dejado confundido e irritado.

El siguiente problema es que, aunque de algún modo milagroso logremos crear un widget, éste, por defecto, queda escondido. Muchas aplicaciones sólo se pueden incluir en la pestaña “Casillas” de un usuario, que no es la pestaña que aparece por defecto al visitar un perfil de Facebook. Casi nadie hace click en la pestaña “Casillas” de las páginas de mis amigos. ¿Alguien lo hace y nos lo puede hacer saber?

Algunas aplicaciones se pueden trasladar al muro, la página por defecto de nuestro perfil de Facebook. Por ejemplo lo hicimos con mi widget de Goodreads.

El tercer problema principal es que los widgets a menudo tardan mucho en actualizarse, si se actualizan alguna vez. El widget de Goodreads muchas veces tarda horas en actualizarse, pero el de música a veces ni siquiera lo hace.

¿Por qué los usuarios de Facebook no pueden tener widgets decentes?

La belleza del Internet actual es que podemos usar diferentes servicios y tener los datos corriendo por Facebook y cualquier otra red social, como Twitter o MySpace. Esto realmente funciona bastante bien para elementos individuales que se publiquen en el muro de Facebook de un usuario. Por ejemplo, aquí tenemos una crítica de Inception, escrita en GetGlue (un servicio en el que podemos marcar como “me gusta” películas, libros, música y mucho más) y publicada en el muro de Facebook:

Esta crítica apareció en el muro sólo un día o dos, antes de salir para dar paso a contenido más reciente. Esto es una pena, porque esta clase de contenido podría fácilmente ser más persistente en nuestros perfiles de Facebook… gracias a los widgets.

Sería de lo más agradable tener un widget de Goodreads que mostrase mis últimas lecturas, un widget de GetGlue con las últimas críticas de cine, etc. Al menos eso es lo que quieren muchos perfiles de Facebook, y creemos cualquier consumidor de medios típico.

Sin embargo, la triste realidad es que los widgets de Facebook actualmente o no existen (GetGlue no tiene widget en la red) o, si lo tienen, éste es difícil de encontrar y complicado de configurar (My Delicious) y/o funciona torpemente y suele romperse (p.ej., Goodreads).

¿Alguien más está de acuerdo en que los widgets de Facebook han sido una decepción? Contadnos vuestras experiencias.

Original: Richard MacManus

Traducción: Marco Fernández

Sobre el autor de este artículo

Editorial RWWES